Home / ACTUALIDAD - 2 / Efesios

Efesios

 AYUDAME A SALVAR UNA VIDA 

 

 

REFLEXIONES…

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

La Epístola a los efesios, abreviada generalmente Efesios, es el décimo libro del Nuevo Testamento. Se atribuye su escritura a Pablo de Tarso en Roma para sus seguidores de la Iglesia de Éfeso (en Asia Menor) alrededor del mismo tiempo de escribir la Epístola a los colosenses, y ambos textos tienen muchos puntos en común.

La Epístola a los colosenses es, en su mayor parte, polémica, diseñada para refutar ciertas doctrinas teosóficas que habían entrado en la iglesia de Colosas. En cuanto a los efesios, no parecen basarse en algún asunto en particular, es simplemente una carta escrita por causa del amor del apóstol Pablo a sus seguidores en ese lugar, e indica su deseo de que ellos pudieran entender todas sus órdenes así como su comprensión personal del evangelio.

Efesios nos trae: Salutación. La iglesia en el propósito de Dios. La iglesia en el poder de Dios. La iglesia como la casa de Dios. La iglesia como la revelación de Dios. La iglesia y la plenitud de Dios. La iglesia y los estándares de Dios. La iglesia y la armadura de Dios. Conclusión.

La primera visita de Pablo a Éfeso fue solo de tres meses. Se encuentra la historia en Hechos 18:19-21. La obra que fue empezada allí fue avanzada por Apolos, Priscila y Aquila. (Hechos 24,26).

Sobre su segunda visita, a principios del año siguiente, él permaneció en Éfeso "tres años", ya que descubrió que esa región era la llave a las provincias occidentales de Asia Menor. Aquí "una puerta grande y eficaz" le fue abierta (1Corintios 16:9) y la iglesia fue establecida y reforzada por sus diligentes trabajos allí (Hechos 20:20-31). Desde Éfeso extendió el evangelio por el extranjero "casi en toda Asia" (Hechos 19:26). La Palabra "poderosamente creció y prevaleció" a pesar de toda la oposición y persecución que él encontró.

Sobre su último viaje a Jerusalén, el apóstol desembarcó en Mileto y, tras convocar a los líderes de la Iglesia de Éfeso, les dio un discurso de despedida, ya que sabía que no los volvería a ver. En él les exhortó a mirar por ellos mismos y por todo el rebaño, después de orar hubo gran llanto de todos porque no verían más su rostro (Hechos 20:18-35). Sin embargo, Pablo dijo ser abandonado en Éfeso al menos una vez en 2 Timoteo 1:15.

Víctor Martínez te invita a continuar estudiando estos acontecimientos históricos que te podrían arrojar mucha luz acerca de tu religión.

Gracias a la hermana Yolanda Logroño por hacer posible que este curso bíblico llegue a todos nosotros.

Que la gracia y la paz sean con ustedes de parte de Dios Padre y de nuestro Señor Jesucristo.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Vice de Ecuador en problema, la quieren destituir por lo que hizo su hijo

   Su suerte está en manos de Asamblea      QUITO, Ecuador ...