Home / ACTUALIDAD - 2 / Discurso: Leonel propone un gobierno para todos, especialmente para los más pobres y desvalidos

Discurso: Leonel propone un gobierno para todos, especialmente para los más pobres y desvalidos

SANTO DOMINGO, R.D.

El candidato presidencial de la Fuerza del Pueblo y organizaciones políticas, Leonel Fernández, afirmó, en su discurso de cierre de campaña, que este domingo 19 de mayo los dominicanos acudirán a las urnas, no solo para escoger al próximo presidente de la República, a senadores y diputados, sino, sobre todo, para elegir entre dos modelos de país.

Dijo que su partido, la Fuerza del Pueblo, propone un gobierno para todos, especialmente para los más pobres y desvalidos, mientras que el PRM, ofrece más de lo mismo, un país para unos pocos.

Destacó que habiendo obtenido recursos durante los últimos 3 años y 4 meses por más de 4 trillones de pesos, el gobierno del PRM ha sido incapaz hasta de reducir la extrema pobreza del país.

Leonel Fernández destacó que, en los últimos casi cuatro años, la situación del país, lejos de mejorar, se ha agravado.

El líder de la oposición política dominicana dijo que la población se siente angustiada, impotente y frustrada, al ver que pasa el tiempo, y en lugar de avanzar o progresar, “lo que siente es que va hacia atrás, sin ningún horizonte de futuro o de esperanza”.

Asimismo, Fernández, al dirigirse al país por una cadena de radio y televisión, y la plataforma digital de su partido, dijo que el pueblo dominicano se siente desprotegido frente a la delincuencia y la criminalidad.

“Casi siete de cada diez personas consideran que no hay protección alguna para la población en lo concerniente al crimen y la delincuencia”.

Destacó que las familias están inseguras y viven con temor, mientras los delincuentes continúan diariamente los atracos, asaltos, robos y homicidios frente a una población indefensa que se considera desprotegida por las autoridades del orden.

A continuación el discurso de cierre de campaña pronunciado por el candidato a la Presidencia de la República por el partido Fuerza del Pueblo y aliados:

Discurso de cierre de campaña

Miércoles 15 de mayo del 2024.

Pueblo dominicano:

Al acudir a las urnas el próximo domingo, 19 de mayo, es preciso antes de emitir el voto, hacer una reflexión. Preguntarnos: ¿Estamos hoy mejor que antes?

Esto así, debido a que en una reciente intervención, el actual presidente de la República afirmó que estas elecciones representan un plebiscito. En otras palabras, que lo que los ciudadanos van a decidir es si su gobierno ha sido bueno o malo; y por consiguiente, merece ser votado a favor o en contra.

Para establecer si en efecto el gobierno ha estado a la altura de las expectativas de la población, o todo lo contrario, hay que analizar cada uno de los aspectos claves de la actual gestión administrativa.

Por ejemplo, ¿cómo ha estado funcionando la economía? ¿Considera la población que vamos por buen o mal camino?

Según diversas encuestas, 75 de cada 100 ciudadanos piensa que la situación económica del país va de regular a muy mala; y más de la mitad alega que vivimos en un país estancado o en franco retroceso.

Un tercio de la población considera que en 2024 la situación económica será peor que en el 2023, aunque el año pasado fue el de más bajo desempeño de nuestra economía en los últimos 35 años, salvo momentos de grandes crisis, como el de la quiebra bancaria del 2003.

Uno de los principales problemas que afecta a la economía dominicana es el del alto costo de la canasta básica, que actualmente se sitúa en más de 44 mil pesos mensuales.

Con esos costos, el salario no llega a fin de mes, y por ese motivo hay personas que ya no comen las tres calientes al día. Hay algunas que tienen que acostarse sin cenar y otras levantarse sin desayunar.

Y todo esto, porque a diferencia de lo que establecimos en nuestros años de gobierno, a la actual gestión del PRM se le olvidó algo esencial, que comer es primero.

El candidato del partido de gobierno prometió una economía estable, bajos precios y un salario que alcanzara para llegar a fin de mes. Resulta que nada de eso se cumplió.

Desde 2019, la inflación se multiplicó por 10 y la pobreza creció, porque como dice el pueblo, los salarios subieron por la escalera, pero los precios por el ascensor.

En los últimos casi cuatro años, la situación lejos de mejorar se ha agravado. La población se siente angustiada, impotente y frustrada, al ver que pasa el tiempo y en lugar de avanzar o progresar, lo que siente es que va hacia atrás, sin ningún horizonte de futuro o de esperanza.

Conciudadanos:

El pueblo dominicano se siente desprotegido frente a la delincuencia y la criminalidad. Casi siete de cada diez personas consideran que no hay protección alguna para la población en lo concerniente al crimen y la delincuencia.

Las familias están inseguras y viven con temor, mientras los delincuentes continúan diariamente los atracos, asaltos, robos y homicidios frente a una población indefensa que se considera desprotegida por las autoridades del orden.

Abinader prometió disminuir en dos años los niveles de delincuencia a la mitad. Por el contrario, la situación se ha agravado; y lo que antes se entendía como una percepción ha pasado a convertirse en una grave tragedia nacional.

En un gobierno de la Fuerza del Pueblo, vamos a crear una estrategia integral de seguridad democrática con varios programas, como Juntos+Seguros, Mi Escuela Segura, Jóvenes de Mi Sector, Alerta Contra la Violencia de Género, Monitoreo y Vigilancia con big data e inteligencia artificial y RD sin Microtráfico, para devolverle a la familia dominicana la tranquilidad, el sosiego y la paz que merece.

Compatriotas:

El próximo 19 de mayo los dominicanos acudiremos a las urnas, no solo para escoger al próximo presidente de la República, a senadores y diputados, sino, sobre todo, para elegir entre dos modelos de país.

Nuestro partido, la Fuerza del Pueblo, propone un gobierno para todos, especialmente para los más pobres y desvalidos. El PRM, por su parte, ofrece más de lo mismo: un país para unos pocos.

Habiendo obtenido recursos durante los últimos 3 años y 4 meses por más de 4 trillones de pesos, o lo que es lo mismo, a más de 4 millones de millones de pesos, el gobierno del PRM ha sido incapaz hasta de reducir la extrema pobreza en nuestro país.

En un próximo gobierno de la Fuerza del Pueblo, pondremos en marcha el programa “Del Campo a tu Mesa”, a los fines de garantizar la seguridad alimentaria de nuestros conciudadanos.

Apoyaremos la producción nacional. Favoreceremos la distribución sin intermediarios. Garantizaremos el acceso a los alimentos a precios asequibles; y aseguraremos a cada dominicano y dominicana, el consumo diario de las tres calientes.

En nuestro gobierno, apoyaremos los micros y pequeños emprendimientos, crearemos el programa “Primer Paso Productivo”, para fomentar la capacitación; la asistencia técnica para el diseño de proyectos y planes de negocios, así como apoyo económico para la adquisición de herramientas, equipos o materias primas.

Lanzaremos el plan “Sembrando Oportunidades”, en apoyo al campo dominicano. De esa manera, contribuiremos a mejorar los rendimientos de los cultivos y la producción agropecuaria de los pequeños o medianos agricultores para contribuir a la autosuficiencia de la producción nacional.

Brindaremos apoyo económico a pequeños y medianos productores con énfasis en los que cultivan o producen bienes de la canasta básica: habichuelas, yuca, arroz, pollo, cebolla, leche, café, etc.

Implementaremos el plan “Cerrando Brechas”, para asegurarle a la mujer dominicana una mayor participación en el mercado de trabajo. Erradicaremos la discriminación laboral. Reduciremos las diferencias en el pago de salario; y mejoraremos el acceso de niños y niñas a los centros de cuidado.

“Jóvenes Rediseñando el Futuro” es el plan concebido por la Fuerza del Pueblo para apoyar e impulsar el empleo juvenil. Crearemos incentivos para la contratación de jóvenes. Construiremos incubadoras y aceleradoras de empresas; se brindará apoyo financiero para microemprendimiento; y se crearán programas de capacitación para el desarrollo de destrezas laborales.

El “Programa de Empleo Temporal”, orientado al empleo rural, procura reducir la desocupación y combatir la pobreza. Privilegia zonas con los mayores niveles de desempleo, marginalidad y pobreza; y procura generar oportunidades de ingresos permanentes en el futuro.

Fomentaremos el financiamiento solidario con el proyecto “Crédito a la Palabra”, el cual procura proveer de apoyo financiero a empresas familiares y capacitar para iniciar emprendimientos productivos.

Iremos al rescate de las personas que ni estudian ni trabajan, los llamados “ninis”. Lo haremos concediendo atención psicológica; promoviendo la integración familiar; el rescate de espacios públicos; la reincorporación a las aulas; la capacitación para el trabajo; y apoyo para conseguir empleo.

Como pueden observar, en la Fuerza del Pueblo disponemos de diversos programas y planes de carácter social para generar el bienestar de nuestra población.

Señoras y señores:

Cuando construimos, entre otros proyectos, el Metro de Santo Domingo, puentes, elevados y autopistas, las obras brillaban en todo el territorio de la República. Hoy, por el contrario, brillan por su ausencia.

Actualmente, el ritmo de obras de infraestructura es menor que el del crecimiento de la población. Por esa razón, son deficientes los servicios de agua potable, energía eléctrica, saneamiento e infraestructura vial.

El caos y la inseguridad se han adueñado de las calles dominicanas; y a pesar de ser el gobierno que en mayor volumen y más rápidamente se ha endeudado en la historia nacional, es el que menos ha invertido en infraestructura, en relación con el PIB, en los últimos 72 años.

En materia de realización de obras de infraestructura, el actual candidato del PRM ha prometido mucho y cumplido poco. La mayoría de las obras que ha iniciado no terminan; y para dar la impresión de presidir un gobierno dinámico y eficiente, se inauguran obras inconclusas, como es el caso del muro fronterizo, en el que se efectuó una inauguración de 2.7 kilómetros de un total de 184, lo que equivale al 1.5% de la obra.

Imagínense ustedes. Es como inaugurar la primera planta de un edificio de 100 pisos. Pero bueno, así andamos, con este gobierno del espectáculo, cosmético y de pseudo eventos, que procura generar, a través de los medios de comunicación, una impresión de logros que no se corresponden con la realidad.

Tal vez por esa razón, es que el pueblo lo ha bautizado como un gobierno de mucha espuma y poco chocolate.

En un próximo gobierno de la Fuerza del Pueblo, contrario a todo eso, vamos a poner en marcha el programa de construcción, reparación y mantenimiento de carreteras, elevados, puentes, túneles y sistemas de transporte masivo, más grande e importante de la historia nacional.

Mejoraremos la movilidad y la infraestructura vial, que será una forma eficaz de reactivar la economía, generar empleos y mejorar los salarios.

Hay que comprender que cada obra que no se ejecuta, es el tiempo de un trabajador que se pierde, el agua que no llega a una casa, una luz que no se enciende.

Frente a tantos anuncios grandilocuentes que no se cumplen, es hora de pensar las obras con rostro humano. Obras que cambian la vida de la gente.

En la República Dominicana, la salud es un privilegio para unos pocos. Enfermarse es un lujo que los pobres no pueden darse. El presidente Abinader prometió cobertura de salud para el 100% de los dominicanos. También prometió una red de atención primaria público-privada, equitativa y de calidad.

Prometió garantizar que todo ciudadano tendría la misma oportunidad de recibir atención oportuna en cualquier centro de primer nivel sin importar condición social.

Todas fueron promesas incumplidas. Pero, no solo se incumplieron las promesas, sino que la atención de salud retrocedió. El Plan Nacional de Medicamentos no funciona. Hay pacientes que mueren esperando un tratamiento que nunca llega. Las Farmacias del Pueblo son un desastre por la falta de suministro de medicamentos.

Cuando un gobierno no cuida la salud, desprecia la vida. Por esa razón, en un gobierno de la Fuerza del Pueblo, pondremos en ejecución el programa “Salud Para Todos”, con una cobertura integral y más cercana para el 100% de los dominicanos.

Dentro de ese programa, mejoraremos la infraestructura existente; ampliaremos la red de atención en hospitales, así como la inversión en equipamiento, insumos y medicinas. Promoveremos la formación profesional de médicos y enfermeras. Fomentaremos la medicina preventiva. Tendremos más centros de atención primaria, más tecnología y más medicamentos esenciales gratuitos.

Compatriotas:

El deterioro de la educación está poniendo en riesgo el futuro del país. La gestión del gobierno en materia educativa ha sido una gran decepción. El déficit educativo tiene deficiencias y problemas estructurales que afectan negativamente a estudiantes, maestros y a las comunidades en general.

En el próximo gobierno de la Fuerza del Pueblo, superaremos la crisis de aprendizaje que actualmente afecta nuestro sistema educativo para volver a nuestra conocida consigna: ¡República Dominicana despierta, que llegó la hora de la escuela!

Planteamos ampliar y fortalecer la atención a la primera infancia para promover el desarrollo cognitivo y socioemocional, desde el embarazo hasta los 5 años.

Dotaremos todas las escuelas del sistema educativo nacional de bibliotecas escolares, laboratorios de ciencias y orquestas sinfónicas juveniles. Impulsaremos, el modelo Escuelas Para Pensar, a partir del enfoque STEAM.

Promoveremos las escuelas públicas bilingües con el fin de que los estudiantes dispongan de las competencias requeridas para comunicarse en inglés como segunda lengua.

De igual manera, impulsaremos los Programas de Reconocimiento al Mérito Estudiantil y mejoraremos la calidad del desarrollo profesional de nuestros docentes.

Apreciados amigos:

Desafortunadamente, el actual gobierno dominicano es un gobierno opaco. Se dedica a la cooptación, mediante el uso de recursos del Estado, de funcionarios electos y dirigentes de los partidos de oposición.

Ha logrado pasar a las filas del oficialismo a 32 alcaldes y 45 directores de distritos municipales. Semejante hecho nunca había ocurrido en nuestro país.

Constituye una innovación del PRM al sistema político nacional, con lo cual corrompe, pervierte y erosiona los cimientos de la democracia dominicana, al proceder deliberadamente a debilitar a los partidos políticos.

El actual primer mandatario de la nación prometió transformar el Estado Dominicano en un ente transparente y de lucha contra la impunidad.

Sin embargo, no ha sido así. El gobierno de Abinader tiene 29 funcionarios denunciados por la opinión pública por la comisión de actos irregulares, los cuales solo han sido sustituidos, hechos renunciar o designados como ministros sin cartera.

Por el contrario, tal como hicimos en el pasado, que llevamos a cabo una revolución democrática institucional, en un gobierno de la Fuerza del Pueblo, nos comprometemos a continuar fortaleciendo el Estado social y democrático de derecho en la República Dominicana.

Lo haremos mediante la creación de mecanismos eficientes y oportunos de transparencia y rendición de cuentas, en una segunda ola de medidas para crear un sistema de administración pública garante de la idoneidad y pulcritud con que deben gerenciarse las instituciones y los recursos pertenecientes al pueblo dominicano.

Con la Fuerza del Pueblo promoveremos la profesionalización del servicio público. Proveeremos la participación ciudadana a través de consultas públicas; estimularemos la colaboración con las organizaciones no gubernamentales e implementaremos el uso de plataformas digitales interactivas para hacer más fluida y eficaz la comunicación con sectores de la sociedad.

No podemos dejar de mencionar un tema que ocupa un carácter de prioridad en nuestra agenda nacional, y es el referente a la situación actual en el vecino país Haití.

Luego del asesinato del presidente Jovenel Moïse, se produjo un colapso del Estado haitiano. Bandas criminales pasaron a tomar el control del territorio, generando violencia, caos, secuestros y asesinatos.

Frente a eso, la comunidad internacional ha debido, de manera oportuna, aunar esfuerzos a los fines de que esta nación pueda salir de la crisis de violencia y gobernabilidad en la que se encuentra.

Por tomar medidas comprensibles de protección de nuestro territorio, algunas instituciones y organismos internacionales nos han acusado de ser un país racista, que practica la xenofobia y la apátrida.

Nada de eso es cierto. Pero obliga a una mayor defensa de nuestra Soberanía Nacional y de nuestra autodeterminación como nación libre e independiente.

Frente a la realidad que existe en Haití, un gobierno de la Fuerza del Pueblo se propone ejecutar una política exterior que tome en consideración los preceptos, las normas y principios del Derecho Internacional Público, así como los tratados suscritos entre ambas naciones.

Eso implica que será una relación respetuosa y de buena vecindad, junto a la aplicación de medidas para el desarrollo e intercambio de la zona fronteriza.

Distinguidos compatriotas:

Aprovecho la oportunidad para hacer un llamado a la población dominicana de que acuda, en forma masiva, a ejercer su derecho al voto el próximo domingo, 19 de mayo.

Demos un ejemplo de civismo, mostrando que este pueblo no está en venta. Que no se le impone un gobierno en base al uso abusivo de recursos del Estado, que somos capaces de ver más allá, de decidir con el corazón en la mano, lo que más conviene para el destino de nuestro pueblo.

Como hemos dicho, el 19 de mayo constituye un momento de reflexión. Hay un legado de una gestión que será sometida a prueba. Será un contraste entre la realidad y la ficción.

Será la oportunidad que nos brinda la democracia para escoger entre dos modelos de desarrollo, económico y social; y, por consiguiente, dos maneras de visualizar el futuro del país.

Por un lado, continuar con un modelo que se autocalifica de cambio, pero que en realidad ha resultado un retroceso para el bienestar de nuestro pueblo. Un modelo de improvisación y de escasos resultados. Un modelo donde el dinero no rinde, la inseguridad arrecia y los ciudadanos de a pie ocupan el último lugar en la lista de prioridades.

En fin, un modelo en beneficio de unos pocos.

Por otro lado, se encuentra la propuesta de la Fuerza del Pueblo, que constituye un modelo de inclusión social y prosperidad para todos; de la creación de un nuevo paradigma de economía y sociedad del conocimiento; de progreso y justicia social; que garantice el derecho a la alimentación, a la educación, a la salud, a la seguridad, al empleo, y a una vivienda digna. En resumen, el modelo de la esperanza.

Un proverbio chino sirve para comprender mejor lo que ha sido y es nuestra realidad. Dice así: "El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora."

Vote en la casilla número 3. Volvamos pa’lante.

Buenas tardes, muchas gracias.

Secretaría de Comunicaciones

Fuerza del Pueblo

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Solidaridad con los deudos de los periodistas caídos en Gaza

La expresión solidaria del Colegio Dominicano de Periodistas(CDP) con los deudos de ...