Home / ACTUALIDAD - 2 / Cómo elegir a un buen presidente

Cómo elegir a un buen presidente

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

 

REFLEXIONES…

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

Romanos 13: 1 nos dice: “Solo Dios puede darle autoridad a una persona, y es él quien les ha dado poder a los gobernantes que tenemos. Por lo tanto, debemos obedecer a las autoridades del gobierno. Quien no obedece a los gobernantes, se está oponiendo a lo que Dios ordena”.

Pero… ¿y cuál es el gobernante que Dios quiere para dirigir los destinos de la nación?

Pienso que, para un buen cristiano, amante de la Palabra de Dios, que actúa conforme a lo que Dios manda, no le debe ser fácil participar en la elección de un presidente, que, suponemos que viene de Dios para dirigir con dignidad, integridad y justicia los destinos de una nación compuesta por ciudadanos, hijos de Dios.

El mayor problema que enfrentamos es que nunca sabemos lo que va a suceder cuando un candidato X suba al poder, pues siempre las demagogias políticas engañan a los pueblos vendiéndonos la imagen de un supuesto excelente candidato que más tarde nos decepciona en el ejercicio de su poder.

Cualquier hombre que, de testimonio de fe, podría brindarnos cierta seguridad en la transparencia de su mandato, siempre he dicho que un hombre de Iglesia, sin importar religión, que se arrodilla ante Dios y practica su fe, debemos esperar que actúe conforme a los principios y valores que, al parecer muestra tener.

La honestidad en el manejo de los fondos públicos es innegociable, el respeto a la vida humana, el amor al prójimo reflejado en las constantes obras en favor de la salud, la educación, la alimentación de los más necesitados, amar en verdad al prójimo es una señal de lo que hay en el corazón de un hombre.

El respeto a los valores patrios por encima de todo, perseguir la corrupción, ser implacable frente a las injusticias, actuar con humildad, moderación y no permitir que funcionario alguno se esté aprovechando del poder con tráficos de influencias, robos, mal uso de los fondos del pueblo, son cualidades y actitudes que deben caracterizar a un buen presidente.

Estamos viviendo un proceso electoral en nuestro país, República Dominicana, en estos momentos, pido al Todopoderoso arrojarnos luz para tomar decisiones acertadas, pero sobre todo influir en la conciencia de nuestro próximo gobernante para que no olvide que estará ahí como representante de Dios y que debe actuar siempre apegado a sus designios y mandatos divinos.

Aplaca, Señor, los intereses de los políticos partidistas, que solo quieren estar arriba para saciar su hambre de poder y aprovechar el estado para enriquecerse, sin importar que el pueblo se consuma en el hambre, y en condiciones de vida insostenibles.

Víctor Martínez te recuerda que tienes la obligatoriedad de elegir, de votar, te recomiendo orar antes y piensa cuál de los candidatos podría traernos más paz, cual beneficiaría más al pueblo, y cual reúne el perfil que más se acerca a la integridad y transparencia.

Al final pregúntale a Dios: “Señor si tu fueras yo, por quien votarías”

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo recibido por nuestro hermano Felipe Gómez.

Hasta la próxima.

 

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Solidaridad con los deudos de los periodistas caídos en Gaza

La expresión solidaria del Colegio Dominicano de Periodistas(CDP) con los deudos de ...