Home / ACTUALIDAD - 2 / Testimonio de un adolescente en drogas

Testimonio de un adolescente en drogas

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

 

REFLEXIONES…

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

Comparto con ustedes una carta que me estremeció, por el momento de mi vida en que me ha llegado, dice así:

Apreciado don Víctor:

En estos días lo he recordado mucho y he decidido externarle mis pensamientos, fui uno de sus alumnos problemas, muy problemático, recuerdo cuando en un mes de enero me expulsaron del colegio por drogas y mis padres se acercaron a usted en busca de ayuda, ningún colegio me aceptaba, ni mi colegio anterior me quería recomendar, lógicamente.

Usted pidió una entrevista a solas conmigo la cual nunca olvidaré, me inspiró confianza de inmediato y me sentí como si fuera usted una persona a quien conocía de siempre, le conté todo lo sucedido, todo de mi vida y sus palabras fueron de aliento, de acogida, recuerdo que usted me decía:
“no te preocupes, ya lo pasado pasó, yo te voy a ayudar, pero debes hacerme una promesa, me pedía que nadie podía saber en el colegio las razones de mi expulsión, me hizo prometerle que yo iba a respetar las reglas de su colegio y que no le iba a llevar drogas, me decía, soy muy solidario y quiero ayudarte, pero si lo haces te expulso de inmediato, y, por último, me hizo prometerle que me llevaría de todas las recomendaciones para elevar mi índice académico y recuperarme”, a lo que respondí de inmediato que sí.

Usted me llamaba todas las semanas y se pasaba una hora conmigo dándome seguimiento, me sentía importante, querido, lo sentí como mi amigo, lo que más me sorprendió fue el día que usted llamó a mi casa y me invitó a comer una hamburguesa, salimos juntos, que bien me sentí, con el director de mi colegio.

Nunca he olvidado aquella noche que estaba en la discoteca Neón y mis condiciones eran terribles, uno de mis compañeros lo llamó y se levantó usted a medianoche y se presentó allí y me sacaron casi cargado, me llevó a mi casa, de lo poco que recuerdo era que yo solo repetía, perdón don Víctor, perdón.

Al otro día era domingo y mi sorpresa fue que quien me despertó con un jugo en la mano fue usted.

Hoy me pregunto, ¿Por qué hacía usted esas cosas?, así era con todos sus alumnos, mi madre lo adora, creo que jamás en su vida dejó de orar todos los días por usted.

Dejé las drogas, gracias a usted. Hoy soy un hombre feliz, profesional, realizado, tengo hijos y nietos y una gran esposa, si se le olvidó, usted me casó por la Iglesia, gracias don Víctor.

En este mes de enero pasado recordé todo esto y he pensado mucho en usted, me sentí mal, pues las cosas se quedan en el olvido y muchas veces ni recordamos a quienes nos han ayudado en la vida.

Cuando me junto con algunos de mi promoción hacemos anécdotas y recordamos esos tiempos, lo mencionamos, pero… ¿Cuántos se preocupan por saber de usted?

Don Víctor, en nombre de mis compañeros que usted salvó y los convirtió en personas de bien, le doy las gracias. Que Dios le bendiga.”

Víctor Martínez piensa que Dios acaba de hablarme a través de ti, gracias del alma.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo recibido por nuestro hermano Nelson Mendoza.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Solidaridad con los deudos de los periodistas caídos en Gaza

La expresión solidaria del Colegio Dominicano de Periodistas(CDP) con los deudos de ...