Home / ACTUALIDAD - 2 / ¡Se agrava situación de Haití! Guy Philippe, con apoyo de pandillas, quiere apoderarse del poder

¡Se agrava situación de Haití! Guy Philippe, con apoyo de pandillas, quiere apoderarse del poder

Barbacue y Guy Philippe

  • Aseguran se convierte en líder paramilitar y unifica bandas
  • Suena alarma contra terrorismo y crímenes de lesa humanidad

 

Por Michel Rivière

PUERTO PRÍNCIPE, Haití

Haití sigue siendo un barril de pólvora a punto de explotar y cada día, su situación se agrava.

Su futuro es incierto, ni siquiera la magia de sus famosos “brujos” pueden hacer cambiar el fúnebre futuro de esta empobrecida nación.

La clase política y sus poderosos empresarios, han tenido que auxiliarse de pandillas criminales para poder subsistir.

Sin embargo, en los últimos meses, con la ayuda de sectores criminales ligados al narcotráfico, esas pandillas se han fortalecido, y ahora tienen más poderes que los propios empresarios y poderosos comerciantes haitianos.

Con su poder, las pandillas han echado a un lado a la clase políticos, y quieren apoderarse del país, promoviendo una figura, que Estados Unidos y otras naciones, señalan como narcotraficante y que en el 2004 encabezó un golpe de Estado contra el entonces del presidente Jean-Bertrand Aristide.

Guy Philippe se ha convertido en el líder paramilitar de Haití.

La situación de Haití es tan tétrica, que la ONU ha contabilizado unas 6 mil 500 muertes violentas en los últimos quince meses.

En tanto que las bandas, están azotando el área, sembrando el caos en el metropolitana de Puerto Príncipe, donde a su paso dejan destrucción y muertes, un caos total.

Diferentes instituciones haitianas aseguran que las acciones de los criminales, principalmente en Puerto Príncipe, la capital haitiana, agravan situación del país, y que en caso de producirse la intervención de la policía de Kenia, podría desatarse una guerra civil, porque el lema de las pandillas es triunfar o morir.

Barbacue, líder pandillero

Entienden que esa es la situación por la cual las pandillas han sembrado el caos total en la capital haitiana, tomando el control del área metropolitana.

Pero, además, con la firma de su alianza, denominada “Vivir Juntos”, las bandas están desatando el fuego del infierno sobre la población civil, destacan medios nacionales.

En los últimos meses, según observadores y medios locales, las pandillas han atacado, y siguen atacando, barrios, dejaron a su paso cadáveres por dondequiera, han quemado comisarías, escuelas, hospitales, farmacias, almacenes de provisiones.

Pero, además, han ocupado facultades de universidades, quemado vehículos oficiales y públicos, incluyendo a la policía, y secuestrados ciudadanos, incluyendo extranjeros y a periodistas.

 

Doblaron el pulso a Abinader

Las pandillas, además, respaldaron y mantuvieron vigilado la construcción del canal en el río Masacre, hasta su inauguración, doblándose el pulso al presidente dominicano, Luis Abinader, que prácticamente juró, que esa obra no sería construida, cerrando la frontera (con Haití), por aire, agua y tierra y afirmando que la mantenerla cerrada, hasta que la ejecución del canal fuera paralizado.

Pero esa amenaza no fue todo, el presidente Abinader exhibió en la frontera un increíble despliegue militar, que incluyó tanques de guerra y helicópteros militar, lo que en un momento hizo pensar a los haitianos “que nos había declarado en guerra”, dijo un dirigente opositor haitiano, ligado al grupo que busca llevar a Guy Philippe a la presidencia del país.

Empero, el mandatario dominicano se vio obligado a abrir la frontera, y según medios locales, su acción se trató de una maniobra política para hacerse el gracioso con sectores anti haitianos en República Dominicana “y de oportunismo políticos para ganar votos” en las elecciones de su país.

 

Alarma por terrorismo

Pandilleros haitianos

En tanto que, la denominada Red Nacional de Víctimas de Crímenes de Lesa Humanidad en Haití (RENAVICH-HAÏTI) ha manifestado su profunda preocupación por el aumento de actos de terrorismo en Haití.

Esta entidad, creada recientemente, de defensa de los derechos humanos y miembro del Observatorio Haitiano para el Derecho y la Libertad de Prensa (OHDLP), considera que esta violencia tiene características de crímenes de lesa humanidad.

Sus principales dirigentes, Alex Calas y Meherline Antoine, deploran el empeoramiento de la situación marcada por violaciones sistemáticas de los derechos humanos fundamentales, acompañado de crímenes sangrientos, desde el agravamiento de la crisis sociopolítica que aflige a la población haitiana en su conjunto.

Entrada de armas de EU

En tanto que Sheila Cherfilus-McCormick, representante demócrata por Florida, denunció que el tráfico de armas, a través de Estados Unidos, “es un importante contribuyente a la crisis de pandillas en Haití y a la actual inestabilidad que azota al país".

Se ha informado que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en la Florida, trabaja para detener el flujo ilegal de armas de alto calibre desde Estados Unidos hacia Haití.

En los últimos meses, se ha denunciado que las pandillas, que prácticamente controlan la capital, Puerto Príncipe, portan armas nuevas y poderosas, de fabricación estadounidenses.

Hospital Universitario

El lunes, las pandillas atacaron el Hospital Universitario Estatal de Haití (HUEH), convirtiendo ese centro en su sede para enfrentar a la policía y al Palacio Nacional.

De acuerdo a informaciones procedentes de fuentes policiales, en ese asalto los “bandidos usaron rifles de alto calibre”.

La realidad es que Haití se ha convertido en un barril de pólvora a punto de explotar, donde las pandillas exigen la salida de sus actuales autoridades, sectores políticos y económicos rechazan al Consejo Presidencial, promovido por CARICOM, y Guy Philippe, un conspirador, tildado de narcotraficante y ex jefe de la policía en Haití, se ha convertido en líder paramilitar con el apoyo de las pandillas criminales.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

¡Cógelo, Picante!… Chu Vásquez, en Interior y Policía, ha sido un desastre, un fiasco

Buenos días… La verdad es que el ¡cambio! en el país, no ...