Home / ACTUALIDAD - 2 / Parejas en conflictos

Parejas en conflictos

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

 

REFLEXIONES…

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

Una esposa que conoce el amor de Dios porque lo ha buscado, porque se ha dejado empapar por las bendiciones derramadas por el Espíritu Santo en sus momentos difíciles, es ella una mujer de fe, comprensiva, capaz de soportar las pruebas con sabiduría, con una actitud de perdón, y una paz espiritual que vence todos los conflictos con su mansedumbre, con su amor, tolerancia y humildad, es ella una mujer de oración, que prefiere el sacrificio de luchar por su hogar.

Un esposo que no quiere saber de Dios, que no lo busca, que piensa que estar arrodillado frente a Él no es más que una pérdida de tiempo y una ridiculez, que por su posición económica y social cree tenerlo todo, poco humilde, nada tolerante, sin fe en Dios, pues solo tiene fe en él, con una inteligencia emocional muy mediocre, con su corazón lleno de rencores, “roca izquierda”, prepotente y maltratador.

Plagado de mentiras e infidelidades, nunca tiene tiempo para su familia.

Ambos conforman un hogar con dos niños que sufren a diario por los conflictos generados por un padre que rechaza a su esposa, la maltrata y nunca tiene tiempo para jugar con sus hijos, darles cariño, decirles que los ama, niños tristes, temerosos, inestables, infelices.

Imposible asistir a la Iglesia en familia, imposible asistir a terapia en pareja, pues él no cree en psicólogos, imposible poder entablar un diálogo armonioso, pues siempre es ella la culpable de todo lo que sucede.

Hoy, esa esposa se siente triste, desorientada, abatida, cansada, humillada. Acude en busca de ayuda y pregunta ¿hasta cuándo debo soportar vivir en medio de esta infelicidad?

Víctor Martínez no es quien para responderte hasta cuando, pero sí te sugiero no permitir que tus hijos se afecten de tal manera que queden lacerados para toda la vida, no permitas que tu autoestima siga siendo aplastada, humillada, denigrada por alguien que tal vez no vale la pena.

No permitas que los juramentos matrimoniales, “juntos hasta que la muerte los separe”, te lleven a la tumba, pues de seguir así te vas a enfermar.

El estrés tan intenso te puede generar un cáncer, te pude dar un infarto o cualquier otra enfermedad. Solo Dios sabe por lo que estas pasando y si tienes que tomar una decisión que salve a tu familia, mientras más rápido la tomes, mejor.

¿Qué quiere Dios de ti? Que te decidas por lo que te dé más paz, pues donde hay paz está Dios, por lo que sea más beneficioso para tus inocentes hijos y para ustedes, y que elijas lo más difícil, es por ahí que está el camino por donde el Padre te está señalando.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo recibido por nuestro hermano Marcelo Alburquerque.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

¡Cógelo, Picante!… Chu Vásquez, en Interior y Policía, ha sido un desastre, un fiasco

Buenos días… La verdad es que el ¡cambio! en el país, no ...