Home / ACTUALIDAD - 2 / Te quiero abuelo

Te quiero abuelo

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

 

REFLEXIONES…

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

Eran las 4 de la madrugada, en mi país Dominicana las 9 de la noche, soñaba con mis dos pequeños nietos, Gianlui e Iker, pero me despertó la voz de Gianlui cuando me dijo al oído: “abuelo te quiero”, ¿Qué creen ustedes que pasó?, lloré, lloré desconsoladamente, por la falta que me hacen, dejando de testigo a mi almohada y a mi Dios quien siempre seca mis lágrimas.

Me quedé pensando en la crueldad de estar tan lejos y no poder salir al otro día con destino a mi tierra, aunque sea solo para abrazar a mis pequeños, pero como soy de los que piensa que “todo al tiempo de Dios”, sé que el momento llegará.

Decidí levantarme por no poder conciliar el sueño, lo primero que hago antes de orar es revisar el celular, por si alguien nuevo está necesitando de mis oraciones, me encontré tres mensajes que decían: “Viken te quiero”, mi hermana, “te quiero mucho”, mi gran amiga, “Víctor estás lejos, te extraño y te quiero mucho”, otra gran amiga.

Oré, oré, por todos ellos, por mi país, por mi gente, por todo el que tengo anotado en mi libro de oraciones, pero me quedé pensando en esa lluvia de “te quiero” que en este día empapó mi alma de lágrimas, revolvió mis sentimientos y activó mis pensamientos.

Es hoy otro día más en los que no dejo de preguntarle al Padre, ¿qué quieres de mí?, esto para escuchar una vez más su respuesta y afianzar la misión que debo cumplir para Glorificarlo, termino dándole gracias por todo y aceptando Su voluntad.

Víctor Martinez da gracias a Dios por la extraordinaria oportunidad que me brinda de encontrarme en medio de la soledad, para estrechar aún más mis relaciones con Él, en el silencio, para verme obligado a tener que expresar a través de mis escritos, las cosas que el Espíritu Santo quiere llevar a los corazones de los demás.

Doy gracias a Dios porque me ha sacado de mi mundo, de la rutina, me ha obligado a renunciar a mi agenda, para vivir el día a día según Su Voluntad, doy gracias a Dios porque ha forjado la humildad en mí, porque me ha demostrado que en verdad dando es como recibimos, que Él siempre provee y que podemos llevar una vida con más austeridad, con más santidad, que Él es quien dirige nuestros pasos, que debemos dejarnos conducir por Él, venciendo los temores, los miedos, valorándonos más a nosotros mismos y comprendiendo que somos universales, que debemos respetar las leyes del universo, y que todos los seres humanos somos hermanos.

Te quiero nieto, te quiero hermana, te quiero amiga, te quiero a ti que me has apoyado a través de nuestra Comunidad de Amor, a ti que me escuchas cada mañana, a ti que hoy estás triste y necesitabas escuchar un te quiero, Dios te ama y espera por ti.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo recibido por mi exalumna Diana Freites.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Vice de Ecuador en problema, la quieren destituir por lo que hizo su hijo

   Su suerte está en manos de Asamblea      QUITO, Ecuador ...