Home / ACTUALIDAD - 2 / Policía utilizó 27 armas para asesinar a 2 ciudadanos por simple confusión

Policía utilizó 27 armas para asesinar a 2 ciudadanos por simple confusión

 Necesitamos la Comisión de la Verdad 

El 11 de diciembre del 2016, en medio de un apagón, un equipo operativo del DICRIM, de Santo Domingo, acribilló a Tirso Antonio Báez Mejía (Chepe), de 39 años, y a Rubén Darío Díaz Pimentel, de 50.

La uniformada estaba en búsqueda de un vehículo Sonata, donde presumiblemente se movilizaban unos delincuentes que iban a asaltar una casa, donde había una caja fuerte y camino, entre El Llano y Baní, acribillan el vehículo donde transitaban esos dos ciudadanos, Hyundai Sonata, color gris.

Momentos después del intenso tiroteo que causó pánico en las comunidades vecinas y que dejó innumerables perforaciones al vehículo de Rubén Darío, comprobaron que no eran los buscados por la uniformada.

Ya era tarde, “Chepe” falleció por los múltiples impactos de bala. Rubén Darío, muere al día siguiente.

Estos crímenes consternaron a toda la comunidad de la provincia Peravia, debido al cariño, respeto y reconocimiento de la seriedad de las dos víctimas.

“Chepe” era un mecánico, especialista en transmisiones, muy valorado por su profesionalidad. Rubén Darío era un incansable trabajador del volante (taxista).

Nosotros, como CDDH, realizamos varias visitas a la escena del doble crimen, para conversar con familiares, amigos y dirigentes sociales.

La Comisión la integraban Richard Melo, coordinador provincial y quien comenta, activista de derechos humanos.

Nunca el Ministerio Público, ni la propia institución, sancionaron a ningún agente por esta confusión.

A pesar de que al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) fueron enviadas tres fusiles y 24 armas cortas usadas durante el operativo, para que se les practicaran las pruebas balísticas correspondientes, tomando como muestra los casquillos de diferentes calibres que fueron recolectados en el lugar del doble crimen, nunca hubo justicia.

Incluso, el senador por Peravia, en ese momento, Wilton Guerrero, calificó la acción policial como vil y abusadora, revelando que ambos eran cercanos a él y a su familia. El caso llegó hasta el Senado de la República.

Nosotros nos preguntamos, ¿cuál era el gran interés de miembros policiales de disparar a un vehículo muy común, sin reparar los daños que pueda ocasionar, sin poder tener seguridad de nada, en medio de un tenebroso apagón?

¿Acaso pensaron que ya habían hecho el atraco y tenían mucho dinero, que bien podría ser su botín?

La misericordia y la fidelidad se encuentran.

La justicia y la paz se besan.

La misericordia viene del amor.

La justicia mira al cielo.

Comisión de la Verdad… ¡Ya!

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

¡Cógelo, Picante!… Chu Vásquez, en Interior y Policía, ha sido un desastre, un fiasco

Buenos días… La verdad es que el ¡cambio! en el país, no ...