Home / ACTUALIDAD - 2 / Apreciado hijo del alma

Apreciado hijo del alma

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

 

REFLEXIONES….

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz? He querido hoy compartir con ustedes esta cartica, que va dirigida a quien Dios ha elegido para tocar su corazón.

“Aquí estoy a tu lado siempre preocupado por ti, siguiendo tus pasos cada momento, triste porque aún no has entendido que debes amarme sobre todas las cosas del mundo y que nada puede, ni debe estar primero que yo, no te aferres tanto a las cosas de este mundo, al final esto te traerá grandes calamidades.

¿Por qué no vas a alguna Iglesia? Yo estoy en todas, respeta mis días sagrados para el descanso y la oración, no te fijes tanto en el pastor, sacerdote, ministro, en las comodidades del templo, fíjate en Mi presencia que estoy por sobre todos esos detalles, aprende a orar con fe, con entrega, a conversar conmigo como tu mejor amigo, como tu Padre, como quieras verme. No digas que no perteneces a ninguna religión, te estoy hablando de MI CASA, la cual debes visitar para recibir las energías, vibraciones, bendiciones y fortaleza que aquí se reciben.

¿Te estas ocupando de tus padres? Recuerda que por el solo hecho de amar, cuidar, honrar a tus padres, te irá bien y tus días se alargarán en la tierra (Éxodo 20). No los critiques, no los culpe, no los abandones, perdónales sus errores.

Pórtate bien, hijo del alma, no mates la reputación de nadie, no le quites la vida a nadie, no robes, sé honrado en tu trabajo, no hables tantas mentiras, deja de calumniar, todas esas son cosas feas que a mí no me gustan y te alejan de mí.

Dime de tu pareja, de tus hijos, ¿les está dando buenos ejemplos, los está protegiendo, te estas ocupando de que sean felices, de que tengan un hogar de paz, de amor, de estabilidad? Recuerda que primero lo primero y ellos están primero que el trabajo, que los amigos.

No te desenfoques, el mal existe y está al acecho para destruir los hogares, no permitas que entre a tu corazón otro amor que no sea el de tu pareja, esas son estrellas fugaces que llegan para destruir y luego desaparecen y si se quedan dentro de ti, te destruyen con el tiempo y te alejan de mí.

Evita los actos impuros, controla tus miradas, tus pensamientos, ellos atraen lo que deseas, no consientas, ni desees pensamientos impuros, respeta a la mujer del prójimo, la tuya es la que tienes a tu lado que Dios te ha dado, respétala y ámala como yo amo a Mi Iglesia.

Tienes que sacar de tu corazón la falta de perdón, dejar de estar deseando los bienes del otro, la envidia, los celos, la avaricia, el egoísmo, la tacañería y la falta de caridad, son pecados graves que alejan mi presencia de ti.

Hijo hoy te invito a reflexionar con seriedad, ¿Qué tipo de vida es que estas llevando? ¿tú crees que el alcohol, las drogas, el cigarrillo, la pornografía, la promiscuidad sexual, el dinero mal habido, darán la felicidad? ¿No te das cuenta de que todo eso destruye al hombre?

Si quieres ser feliz actúa conforme a lo que yo te mando, déjate conducir por MÍ y tendrás una larga vida en armonía, estable y en paz.”

Víctor Martínez te recuerda que el amor de Dios está en ti, recuerda lo que nos dice (Romanos 5:5) “Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado”.

El Espíritu Santo de Dios mora en ti, su amor te ha llenado y puedes vivir con esperanza. Esa esperanza llegó cuando Dios derramó su amor en tu corazón. Te fortalece en medio de los sufrimientos y te ayuda a mirar al futuro con tranquilidad.

Cuando el amor de Dios llena todo tu corazón, no queda lugar para la desesperación, pero para que ese amor llene tu corazón tienes que limpiarlo liberándote del pecado.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo que nos brinda la hermana Gisela Romero.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

El servicio de migración RD… ¿a quién sirve?

Por Augusto Álvarez En Estados Unidos, un oficial no es un rango, ...