Home / ACTUALIDAD - 2 / No bases tu paz en nadie

No bases tu paz en nadie

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

REFLEXIONES…

 

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

He pasado algunos días algo angustiado pensando en los míos, seres muy queridos que extraño y a quienes quisiera ver, otros a quienes tendría que renunciar al continuar mi camino en el cumplimiento de la misión que el Padre ha puesto sobre mis hombros, en fin, el apego a los demás me ha llevado a una encrucijada en la que he perdido algo de mi paz.

He orado intensamente al Señor pidiéndole me ilumine el camino, y me llene de la presencia del Espíritu Santo de tal forma que, aunque extrañe a mis seres queridos, el no estar con ellos no sea motivo de desenfocarme, perder mi paz y mucho menos mermar mi felicidad.

Hoy me he desvelado con el tema, decidí levantarme en la madrugada, tomar mis libros de oración y empezar a orar, he aquí con lo primero que me encuentro:

“La paz no debe basarse en los hombres. Jesucristo: Hijo, si basas tu paz en alguna persona por lo que sientes hacia ella o por el hecho de vivir con ella, serás inestable e intranquilo. Por el contrario, si acudes a la Verdad que siempre vive y permanece, no te entristecerás por el amigo que se aleje o que muera. En Mi ha de fundarse la amistad, y por Mí se debe amar todo aquel que en esta vida uno considere bueno y muy querido. Sin Mí no vale ni durará la amistad; ni es puro y verdadero el amor que Yo enlazo y uno. Tan muerto debes estar a los afectos hacia las personas queridas, que llegarías a optar (por lo que a ti te toca) vivir lejos de todo trato humano. Tanto más se acerca el hombre a Dios cuanto más se aleja del entretenimiento terrenal. Y tanto más alto se eleva hacia Dios, cuanto más profundamente desciende dentro de sí y más miserable se considera.”

Víctor Martínez sabe y está seguro de las formas maravillosas que Dios tiene de hablarnos, de comunicarse con nosotros, de guiarnos, de orientarnos, siempre y cuando aprendamos a ser amigos de Él, a intensificar la oración y a crecer en la fe. ¿Por qué no intentas hacerte amigo íntimo del Padre?

Se acabaron las incertidumbres, las angustias, la falta de paz, todo esta respondido y me convenzo cada día más de que, todo obra para bien y todo al tiempo de Dios. Hágase Señor, tu voluntad.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo que nos ofrece la hermana Daysi Matos a través de nuestra fundación.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

La religión no salva

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA       REFLEXIONES…       ...