Home / ACTUALIDAD - 2 / Audio: La Virgen en Turquía

Audio: La Virgen en Turquía

 AYUDAME A SALVAR UNA VIDA 

 

 

 

REFLEXIONES…

 

 

 

 

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

La Virgen María es muy respetada entre todas las religiones del mundo, reconocida como una elegida de Dios para traer al mundo a un tal Jesús, profeta, Hijo de Dios, el mismo Dios o como se le quiera reconocer.

Ella, llena de gracia, bendita entre todas las mujeres, ha hecho sus apariciones en diferentes lugares del mundo con sus grandes milagros reconocidos también en las diferentes religiones.

En su aparición en la República Dominicana, isla del amor, fue reconocida como María de la Alta Gracia, su imagen refleja no solo a una madre abnegada, virtuosa, quien tiene a su hijo por delante como testimonio de que primero los hijos, y a su esposo detrás como testigo de la grandeza de la mujer y su papel de protector, hombre de apoyo, de respeto, amoroso, dispuesto siempre a amar de manera incondicional a su esposa e hijo, otorgándole el primer lugar a su familia.

Siempre he sido un devoto de la Virgen de la Altagracia, al dejar mi país sentía su presencia a mi lado, pero la visualizaba en medio de la isla que dejaba atrás, protegiendo y bendiciendo a todos los dominicanos.

Al recibir la invitación del Embajador Dominicano en Ankara, Turquía, Señor Elvis Alam Lora, para celebrar con una Misa, el día de la Virgen de la Altagracia en la Capilla de la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede, sentí una gran felicidad por la maravillosa oportunidad de compartir con una representación de mi país, un día tan importante como este.

Un hermoso coro, personas no católicas, turcas, embajadores de otros países, muchos niños, nos acompañaron a disfrutar de esta majestuosa celebración en la que elevamos nuestras oraciones por nuestra Patria Bendita.

Cuantas emociones, cuanto calor humano y cuantas lágrimas derramadas en silencio, al sentir la ternura de una Madre Espiritual y Protectora que se hacía presente en medio de todos nosotros.

Como siempre, es natural, existen quienes no perciben las vibraciones y energías emanadas del Altísimo, pero quienes estamos siempre vibrando en esas frecuencias, nos nutrimos del amor de Dios y de la Paz que en momentos como éste es derramada en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado.

Gracias Señor, gracias, Virgen Santísima, por este maravilloso encuentro y por acogernos con tanto amor.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes como cortesía de la Fundación Vidas en Desarrollo.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

El servicio de migración RD… ¿a quién sirve?

Por Augusto Álvarez En Estados Unidos, un oficial no es un rango, ...