Home / ACTUALIDAD - 2 / Reelección lleva a despilfarros económicos y pactos nocivos al país

Reelección lleva a despilfarros económicos y pactos nocivos al país

Por Danilo Cruz Pichardo

El Gobierno hace encuesta de opinión regularmente y los porcentajes recibidos por Luis Abinader se mantienen rondando el 30%, muy inferiores al 50% más un voto que requiere la Constitución de la República para ganar un certamen comicial, aspecto que lleva preocupación, pero al mismo tiempo se diseñan y se practican estrategias encaminadas a revertir los desfavorables datos que revelan las investigaciones.

Desde su inicio palacio se decidió por arrendar (no comprar, porque nunca serían propias) todas las bocinas del PLD, para que resalten las hazañas gubernamentales en los medios de comunicación, divulguen encuestas falsas e insulten a todos aquellos que disienten de la presente administración, incluyendo a perremeístas que exponen con argumentos. En esa operación se invierten miles de millones de pesos del erario.

Pero se trata, en la mayoría de los casos, de comunicadores sociales desacreditados, recoge pesos, que la gente dejó de ver, de escuchar y de leer hace mucho tiempo, que no valen una guayaba podrida.

Como esa estrategia falló entonces a los supuestos estrategas palaciegos les surge la idea de la compra de alcaldes opositores (sobre todo del PLD), que, como se sabe, gozan de liderazgo en sus respectivos municipios.

La idea en principio luce bonita, pero anticipadamente se pueden descartar los frutos esperados. A esos alcaldes opositores se les hace un cheque en blanco para que se juramenten en el PRM, se les construye obras y se les dota de partidas económicas adicionales a las que regularmente reciben.

Mientras se conceden esos privilegios a los que llegan, los síndicos perremeístas se manejan con déficits económicos y apenas pueden cubrir con la nómina de los empleados. Y no ofrecen servicios satisfactorios en sus municipios, ni siquiera recoger la basura de forma eficiente. Ya se sabe de los disgustos de muchos ediles.

Como en política dos más dos no es cuatro, el cálculo de Abinader está destinado al fracaso. Hay sumas que a veces generan restas. Siempre es válido sumar adeptos de afuera, pero asegurando primero a los de adentro mediante un buen trato, que es lo menos que se ha hecho.

Y se obvia que las elecciones municipales se celebrarían en febrero del 2024, mientras las presidenciales son en mayo.
Asumamos que algunos alcaldes arrendados se sumen a las pretensiones reeleccionistas, ¿pero cuántos del PRM no lo harían por disgustos justificados? Además, una cosa es el voto municipal y otra el presidencial.

¿Quién dijo que porque un alcalde, de los que llegan del PLD, obtenga 10 mil votos, todos esos sufragios se irían con Luis, cuando la experiencia indica que peledeístas y perremeístas no hacen química?

Encuentro Danilo-Abinader

Otra estrategia gubernamental, en pro de la reelección de Luis Abinader, ha sido el pacto hecho entre Danilo Medina y el presidente de la República. Hasta ahora a Medina se le ha cumplido “al pie de la letra”.

Tanto los hermanos del ex presidente como miembros de su entorno, exceptuando a Jean Alain Rodríguez, están en libertad. Solo falta –se espera el momento oportuno– reformar la Constitución de la República para habilitar al líder peledeísta con miras al 2028.

En buen dominicano, se trata de un pacto asqueroso, el cual termina descalificando moralmente a aquellos que se ofertaban como serios ante la opinión pública. Y a la gente no le interesa si Danilo Medina va a cumplir o no con la parte que le corresponde. Quienes conocen a Danilo aseguran que no apoyaría a nadie para el 2024, que su deseo es que pierdan todos los candidatos, pero, para mala suerte de él, alguien ganaría.

Lo que se dice es que una vez Danilo Medina esté habilitado políticamente, ese mismo día estaría trabajando política para su proyecto del 2028.

Mientras los líderes políticos dominicanos tienen agendas particulares, se espera que a partir del año entrante haya una enorme inflación en bienes y servicios en los países del mundo y lo que más le conviene al país es que las autoridades se concentren en las necesidades básicas de los dominicanos.

No un presidente, disponiendo del Presupuesto de la Nación para politiquería. Y posiblemente se continúe con el festival de empréstitos, que hipoteca el país y compromete nuestra soberanía.

Lo ideal sería, en un gesto de sensatez, que el jefe de Estado desista de la reelección, pero el egoísmo se lo impide. “El egoísmo no es el amor propio, sino una pasión desordenada de uno mismo”, dijo Aristóteles.

danilocruzpichardo@gmail.com

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Sismo sacude a Santo Domingo; se sintió en Haití y Puerto Rico

  SANTO DOMINGO, R.D. Un fuerte sismo se registró este miércoles, a ...