Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Santa Sofía en Estambul

REFLEXIONES: Santa Sofía en Estambul

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

 

Hola, amigos, ¿qué tal? El 30 de septiembre se celebra el día de Santa Sofía, fue una santa venerada por la iglesia ortodoxa que nació en Italia y tuvo tres hijas a las que llamó: Fe, Esperanza y Caridad. Cuando la mayor de las niñas tenía apenas los 12 años, la mediana 10 años y la pequeña 9 años, el emperador Adriano decidió llevárselas para martirizarlas.

En la teología cristiana, Sofía significa "sabiduría" (hebreo: Chokhmah, griego: Sophia, latín: Sapientia) describe un aspecto de Dios, o el concepto teológico referente a la sabiduría de Dios.

Las Sofía son amantes fieles, apasionadas y muy comprometidas. En cuanto a los amigos, a las Sofías les importa más la calidad, que la cantidad, por lo que suelen tener pocos, pero muy buenos amigos.

Santa Sofía tiene un enorme significado como símbolo religioso y político.

La razón por la que nos toca hoy mencionar a Santa Sofia es precisamente por haberme encontrado una de las joyas del arte bizantino, la basílica de Santa Sofía en Estambul, pues su influencia ha traspasado las fronteras culturales, convirtiéndose en modelo dentro del Arte Islámico.

Nos encontramos ante una imagen del interior de la Iglesia de Santa Sofía de Constantinopla, actual Estambul, también conocida como Hagia Sofia. Fue construida entre el 532 y el 537, sus arquitectos fueron Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto, por encargo del Emperador Justiniano, este templo constituye la obra cumbre de la arquitectura bizantina.

En la época de su creación fue un templo cristiano, a partir del Cisma de Occidente en 1054 pasaría a ser un edificio de culto ortodoxo, en 1453 tras la conquista de Constantinopla por los turcos, se convertirá en una mezquita, se retirarán gran parte de los mosaicos que la decoraban y se introducirán nuevos elementos islámicos, quizá los más visibles son los 4 minaretes exteriores.

Basílica de Santa Sofía en Estambul

Hoy en día, ha dejado de ser un lugar litúrgico, está convertida en museo y es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Estambul. Es tal vez la construcción más emblemática de Estambul, una colosal catedral en la ribera occidental del Bósforo, con un fantástico domo y minaretes que dominan el panorama y cuyos muros contienen siglos de arte, conflictos políticos, disputas religiosas y efervescencia nacionalista.

Conocida originalmente como Santa Sofía de Constantinopla, en sus 1.500 años de existencia ha sido lugar de culto tanto para cristianos ortodoxos y católicos como para musulmanes, ha estado bajo dominio de diferentes imperios y sufrido sendas transformaciones.

Aunque hoy es un museo, Santa Sofía fue primero una basílica y luego una mezquita. En un polémico fallo, un tribunal en Turquía autorizó que el monumento sea reconvertido en templo musulmán, una decisión que no sólo enfrenta a Grecia y Turquía, sino que genera preocupación internacional por el destino de este patrimonio de la humanidad.

Víctor Martínez piensa que sin importar lo que hagan con su templo, Santa Sofía está ahí presente como testimonio de una de las tantas mujeres que pasan desapercibidas en el mundo de hoy, quienes cuidando con esmero a su familia, luchan por sus hijos y cultivan su santidad, su valentía y su firmeza para con su ejemplo, transformar e impactar a la humanidad.

Dios las bendiga a todas.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

En Perú se amplía la conspiración    

Los diplomáticos peruanos en las Naciones Unidas y la Organización de Estados ...