Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: A veces tenemos que cambiar de ciudad

REFLEXIONES: A veces tenemos que cambiar de ciudad

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

Hola, amigos, ¿qué tal? Cuando el Señor expresó: “Un profeta no es estimado en su propia patria”, dijo una gran verdad, es tan real que hasta los padres buscan quien les diga las verdades a sus hijos y los aconsejen, pues cuando las oyen de labios de un extraño la valoran más.

Hoy en nuestra caminata debemos recordar lo que nos narra san Juan 4, cuando nos cuenta que Jesús salió a su caminata, de Samaría para Galilea, donde lo recibieron, de maravillas, ya que en su propia tierra no lo tomaban muy en cuenta, aquí fue donde convirtió el agua en vino, gran milagro, desde donde cura al hijo del funcionario y predica su evangelio.

Tal vez nos caiga bien de vez en cuando dar un cambio de ciudad, como lo hizo Jesús, tomarnos unas vacaciones, hacernos extrañar por quienes nos rodean, tal vez valoren tu afán diario por mantener el hogar en orden, el trabajo bien realizado, verás incluso cómo quienes te ignoran en ocasiones, sentirán la necesidad de ti, al final tal como nos dice el refrán: “nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde”.

Hoy al reflexionar sobre este tema junto a ti, mientras caminamos, deseo que descubras la importancia del servicio a los demás, de ayudar a todo el que te rodea, de dar apoyo, no para que luego te extrañen, sino para ayudar a tu Señor en la transformación del mundo.

Hasta la próxima.

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

En Perú se amplía la conspiración    

Los diplomáticos peruanos en las Naciones Unidas y la Organización de Estados ...