Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: La Navidad de los adolescentes

REFLEXIONES: La Navidad de los adolescentes

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

Hola amigos, ¿qué tal? Hoy no es sábado, pero me toca dirigirme a ustedes los adolescentes, pues por la celebración de la Navidad, le quitamos su espacio el sábado pasado.

Sé que muchos de ustedes celebraron junto a sus familiares, compartieron una gran cena y hasta recibieron su sobrecito o regalito, pero hoy pienso en quienes no celebraron, ni recibieron regalos, en quienes extrañaron la presencia de algún ser querido o sencillamente se acostaron temprano, tal vez tristes o sin darle mente al acontecimiento de la noche.

Recuerdo un adolescente que me decía que la Navidad no tenia sentido para él y que por el contrario sentía tristeza, soledad, abandono; le contesté pues entonces sí tiene sentido para ti, no pasa tan desapercibida.

Todo el vacío, soledad, sentimientos negativos, pensamientos del pasado que te entristecen en un día como hoy, no es más que la falta de Dios en tu interior. Permite que el Niño Dios nazca en tu corazón y déjalo que te llene de su amor, que te traiga su paz.

 

ttp://infoclick.me

 

Tienes que asumirlo como tuyo para que ilumine tu camino a seguir en este nuevo año, déjate conducir por Él, para que tus proyectos, deseos, metas, sean alcanzables, con la estabilidad emocional que te mereces y la felicidad que sólo Dios te puede dar.

Renuncia hoy a la amargura, a las adicciones, al pecado, a la tristeza y preséntate ante el Niño Dios en la disposición de ser diferente, de transformarte y recibirlo como centro de tu vida.

Víctor Martínez te garantiza que tus días serán totalmente diferentes, llenos de alegría, de bienestar, de felicidad, de estabilidad y de esperanza.

Hasta la próxima.

 

About direccion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

La Policía ‘persigue’, pero no sabe aún quienes mataron en asalto a hijo de diputado del PRM

  SANTO DOMINGO, R.D. La inseguridad no un juego, es una realidad ...