Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: ¿Y qué hago con mi hijo adolescente?

REFLEXIONES: ¿Y qué hago con mi hijo adolescente?

 

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

Hola amigos, ¿qué tal? ¿Y qué hago con mi hijo adolescente? Fue la gran pregunta que me hiciera una madre preocupada.

Pues hijo o hija adolescente que usted note aislado, encerrado, adicto a las redes, que no se comunica, no quiere compartir con la familia, no se quiere bañar, ha descuidado su persona, ha bajado las calificaciones escolares, luce deprimido, esta rebelde, usted siente que se le está escapando de las manos y cada día está peor, hay que asistirlo.

Intente dialogar con amor, sin humillarlo, ni regañarlo, ni llamarle la atención, ni amenazarlo, apele a los sentimientos más nobles y trate de tocar las fibras de su alma y corazón.

Busque ayuda con un profesional de la conducta, haga todo lo necesario por su hijo, pero esto no significa que lo deje hacer lo que le venga en ganas, a su libre albedrío, es esta la razón por la que de niños hay que establecer en los hogares las reglas claras, inculcar valores y principios cristianos en nuestros niños y enseñarlos a amar a Dios y obedecer ante todo a sus padres.

Si las redes son el enemigo número uno, contrólelas, apague el internet a una hora adecuada y a dormir todos, a leer, a estudiar, a conversar en familia. Jamás aceptaré que unos padres me digan que no saben qué hacer, ni cómo ejercer controles en sus hijos.

 

p://://infoclick.me

 

Disciplinar a tus hijos, es hacer acuerdos con ellos, dar abrazos y besos con frecuencia, escucharlos, darles buenos ejemplos, empatizar con ellos, poniéndonos en sus zapatos, invertir tiempo en enseñarles, desarrollar la confianza, validar sus sentimientos, tratarlos con palabras respetuosas, ser firmes y actuar sin contemplación cuando es necesario, no predicar, ni hablar tanto, ni gritar, ni repetir tanto lo mismo exasperándolos, ser padres con buen humor, desarrollar el sentido de cooperación, y hacer que el amor sea el centro de la familia.

Hasta el Señor nos manda en Colosenses 3: “Padres no exasperen a sus hijos para que no se desalienten”.

Víctor Martínez te invita a traerme a tu adolescente al Seminario de Motivación Espiritual para jóvenes que tendremos próximamente y verás la trasformación positiva que, por sí solo, dará en su vida.

¡Ah! y recuérdalo, todo en manos de Dios.

Hasta la próxima.

Sobre kelvin Alcantara

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: ¿Quieres ser grande? Sirve

 AYUDAME A SALVAR UNA VIDA    Hola amigos, ¿qué tal? “El que ...