Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Matrimonios en decadencia

REFLEXIONES: Matrimonios en decadencia

 

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

 

Hola amigos, ¿qué tal? Veo a diario matrimonios en decadencias, deseo compartir las razones más comunes, por las quejas que ambos cónyuges me dan, que, aunque parezcan tonterías, van desgastando día a día la relación.

En el orden de higiene personal: En un principio se bañaba antes de acostarse, ahora se pasa el día entero en el trabajo, la calle y al llegar la hora de acostarse se tira en la cama y claro, yo ni me le quiero acercar. No cuida su higiene dental, ya besarle no me es grato. No va al salón, cuando le veo esos moños sucios, llenos de grasa, me desencanto. Parece un loco sin pelarse y con toda esa barba. Ahora le ha dado con no maquillarse, con esa cara parece una difunta.

Ya no se ocupa de mí, cree que todo es el trabajo, se agarra del trabajo para decir que no tiene tiempo, no vemos una película juntos, no me invita a cenar, no recuerdo cual fue la última vez que bailamos, ni siquiera una playita o un resort un fin de semana, no quiere salir de la casa, cada día la relación es más monótona, aburrida y desesperante.

Ya no me cocina, no compartimos la mesa juntos y prefiere irse donde sus padres los fines de semana, aunque me deje en la soledad.
Antes hacer el amor era lo máximo, ahora es algo práctico, rápido y por salir de eso, siento que la pasión se está apagando.

Vivimos como perro y gato, ya no se puede conversar, otros dicen que se sienten como si vivieran solos, pues nunca se comunican, se sientan a la mesa y son dos mudos. Su mejor compañía es el celular, daría la vida por ser un celular para que me mire con tanta atención.

 

p://://infoclick.me

 

Como pareja no estamos creciendo espiritualmente, aquí no se va a una Iglesia, no se ora juntos, no se realiza ninguna actividad que nos ayude a crecer, se siente la casa vacía y Dios está cada día más lejos.

Los que tienen hijos se refugian muchas veces en ellos para evadir la relación de pareja, recuerden los hijos no amarran pareja.

Los que trabajan en casa con esto de la pandemia, tienen un ingrediente más que los está llevando a cavar su propia tumba matrimonial.

Víctor Martínez siempre ha dicho, que la comunicación, la sexualidad y la espiritualidad sostienen el matrimonio, si dejan apagar la llama del amor, la pasión y continúan con este panorama, les aseguro que tarde o temprano terminarán cada uno por su lado. Es este un llamado, un SOS, que deben atender.

Y aunque Dios es muy importante en tu relación, tu pareja también lo es, cuídala, ámala, mímala, y busca a Dios en la fusión física, mental y espiritual de la pareja que Él te ha dado.

Hasta la próxima.

Sobre kelvin Alcantara

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: ¿Quieres ser grande? Sirve

 AYUDAME A SALVAR UNA VIDA    Hola amigos, ¿qué tal? “El que ...