Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Mañana es un gran día para mí

REFLEXIONES: Mañana es un gran día para mí

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

Hola amigos, ¿qué tal? Mañana es un gran día para mí, y es que todos los seres humanos tenemos en nuestra familia acontecimientos especiales que nos traen grandes recuerdos y contribuyen con nuestra felicidad.

Vivir aquellos momentos de estrés en espera del nacimiento de mis dos primeros nietos, hace ya 15 años, una hembra y un varón es algo inolvidable, cómo olvidar un momento tan sagrado, tan importante, tan estresante, tan lleno de felicidad, que me enseñó a valorar aún más lo sublime y divino de la maternidad.

Un 29 de agosto nacieron Chantalle Sophie y Julio Nicolás, dos joyas de adolescentes a quienes debo felicitar en público, no sólo por sus 15 años, sino por los firmes valores que les caracterizan y la conducta ejemplar que muestran a través de la excelencia académica y conductual y de la sensibilidad espiritual manifiesta en sus relaciones humanas.

Víctor Martínez, se siente muy orgulloso y feliz, y da gracias al Padre Todopoderoso por derramar tantas bendiciones en mi familia, es tal mi agradecimiento a Dios, por lo bueno que siempre ha sido conmigo, que no puedo dejar de reciprocar su misericordia y bondad ayudándolo con mis escasas obras en la transformación del mundo.

 

p://://infoclick.me

Felicidades Chantalle y Julio que Dios derrame muchas bendiciones en ustedes, los proteja de los males de este mundo, y les ilumine el camino a seguir, recuerden siempre ser agradecidos, tener a Dios como centro de sus vidas y no dejar de ejercer nunca la caridad, ayudando al prójimo como Dios manda.

No olviden, la familia siempre primero, y cuando lleguen los momentos difíciles, como quiera den gracias a Dios, pues Él siempre les tendrá un bien escondido tras cualquier situación.

Sé que siempre me han querido mucho, por ley de vida un día debo partir primero que ustedes (espero que sea al menos dentro de 20 años) sólo Dios sabe, ese día, se van a entristecer y lágrimas brotarán del alma, pero recuerden que no habré muerto, solo me transformaré y pasaré a mejor vida para continuar trabajando para el Señor.

Felicidades, mis amadísimos nietos, a celebrar como siempre, con la humildad que les caracteriza y dando Gracias a Dios.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: ¿Dónde está el Dios de los adolescentes?

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA     Hola amigos, ¿qué tal? Continúo ...