Home / ACTUALIDAD - 2 / Los amarres antes de oficializar la victoria

Los amarres antes de oficializar la victoria

Los círculos de poder dominantes, antes de dar triunfador a un candidato (a) presidencial, condicionan con amarres político-económicos, al partido y persona favorecida con los sufragios.

Así sucedió en Santo Domingo, Estados Unidos y ahora en Perú, donde algunos voceros ya han iniciado campaña que se refieren a las limitaciones académicas de Pedro Castillo, obviando su honestidad y una conducta intachable a todas pruebas.

El maestro rural se impuso a sus oponentes en los debates televisivos y otros, pese a no saber de nada, aunque para los sufragantes, era necesario el tener una hoja de vida sin mancha, libre de embarra corruptiva y mancha de sangre inocente en su vestimenta.
Cuando políticos y comunicadores de aquí y de allá bailaban al compás de la música de Odebrecht, Pedro Castillo se movía en la dirección correcta, y pese al lodazal

Paradójicamente, los conatos de una extrema derecha acostumbrada a jugar con la voluntad expresada por la población, mañana argumentaran no haber tenido la información correcta a la hora de emitir sus venenosas opiniones.

El maestro rural venció a los sectores más corruptos de la sociedad peruana, y pese al pataleo, triunfó la honestidad y la decencia, agrade o no a los beneficiarios del corrupción.

Y mientras Pedro Castillo se prepara para asumir la presidencia, Keiko Fujimori está en la miras de la Fiscalía.

El pueblo peruano acepta, y con sobrada razones, que sectores maleados de la prensa, y beneficiarios de la corrupción, se opongan al triunfo de la honestidad, y hasta busquen refugio en Los Cachorros y La Ciudad y Los Pedros, luego de no encontrar en La Casa Verde, los votos que no encontró Keiko en las urnas.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Anulan compra de terrenos en PP por faltas graves del cabildo

PUERTO PLATA, R.D. La Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) anuló la ...