Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Déjate guiar por el Espíritu

REFLEXIONES: Déjate guiar por el Espíritu

 

Hola amigos, ¿qué tal? Nos cuenta san Juan en el capítulo 3 de su Evangelio que, en aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:

«Tienen que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu».

En pocas palabras nos da la idea de lo que es nacer y dejarse guiar por el Espíritu, lo sentimos de diversas formas, pero cuando Él quiere, no cuando lo queremos nosotros, es más, lo escuchamos de diversas maneras, sin saber de dónde viene, ni adónde va.

Nicodemo sorprendido no lo entiende, entonces Jesús le dice que por más que hable y de testimonios la gente no le cree, no reciben sus testimonios, imagínate si eso es con las cosas terrenales, cuando le hable de las cosas celestiales, menos van a creer, pues nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.

p://://infoclick.me

Víctor Martínez piensa que es eso lo que está sucediendo en el mundo moderno, todos quieren pruebas, ciencia, hechos visibles y demostrables, quieren hasta entender las cosas de Dios, pero mientras más investigan y se llenan la cabeza de conocimientos y ciencia, menos sabiduría divina tendrán, pues dos cosas no pueden ocupar el mismo lugar al mismo tiempo, o le dejas el espacio a lo divino o se lo deja a la ciencia.

Nunca olvido al Profesor Michael Heller, sacerdote y cosmólogo ganador del premio Tempelton que dijo: “La Ciencia no es sino un esfuerzo colectivo de la mente humana por leer la mente de Dios”.

De la misma manera el científico George Lemaitre expresó: “Dios está en el principio de la reflexión de un creyente y al final de las investigaciones de un científico”.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Se ha perdido un niño

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA     Hola amigos, ¿qué tal? Hay ...