Home / ACTUALIDAD - 2 / ¿Y quién ordenó  el ‘operativo’ de Villa Altagracia?

¿Y quién ordenó  el ‘operativo’ de Villa Altagracia?

 

Desde el asesinato de los pastores recién casados, en Villa Altagracia, la ciudadanía se pregunta ¿qué pasará con el coronel jefe de los agentes identificados como los ejecutores?

¿Por qué sacaron a ese oficial de Higüey, luego de que fuera expulsado de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD)?
 
¿Por qué ese oficial, que se supone fue sacado de la Policía tras su expulsión de la DNCD, aparece como por arte de magia en Villa Altagracia?
 
¿Por qué, desde que ocurre la ejecución de los pastores, la Dirección de la Policía, lo saca de Villa Altagracia en bola de humo, es decir, inmediatamente, dizque para no contagiar la investigación, si él debió ser parte de los investigados?

Ahora resulta que los seis que están tras las rejas y que fueron identificados de inmediato, actuaron por su propia cuenta. Parecería como que ellos se inventaron el supuesto asalto de Bonao, inventaron la supuesta alerta, procedente de Bonao y que fue el segundo teniente, quien habría tomado la decisión de ¡vamos, vamos rápido, antes de que se escapen!

Todo esto como que luce una novelita de vaqueros al estilo de dominicana. Lamentablemente, Sr. presidente Luis Abinader, a pesar de su indignación, esas muertes será un peso que cargará su gobierno.
 
Y que nadie salga diciendo que eso fue una conspiración contra el Director de la Policía Nacional. 
 
Ese hecho y lo que pasó en Santiago, donde un hombre se suicidó de un tiro en la cabeza, estando esposado, dentro de una unidad de la Policía, estacionada en un parqueo de la propia Policía Nacional, como que parecen hermanos, diseñado por la misma escuela y los mismos maestros.

Extrañamente, ha resultado difícil para la Policía Nacional armar el muñeco para tratar de justificar el asesinato de los pastores, pues aún no dicen dónde está el vehículo con los supuestos atracadores, que eran perseguidos, sin embargo, es posible que capturen a dos ladronzuelos para cerrar el caso, aunque ya esto es difícil, nadie lo creerá, amén de que quienes usan este tipo de vehículo, son fichas reconocidas y peligrosas.

Finalmente, las declaraciones del director de la Policía Nacional, precisando que la impunidad en la institución es cosa del pasado, revelan que el mayor general Edward Sánchez, sí entiende, muy bien el lenguaje utilizado por su antiguo jefe y amigo personal.

¿Y dónde están los asaltantes?

A raíz de la ejecución del matrimonio de pastores, que agentes policiales convirtieron en receptores de balas, ¿dónde está el vehículo y los delincuentes, que supuestamente venían volando desde Bonao, tras ejecutar un asalto?

Identificar al vehículo y ¡ delincuentes! de la fábula policial, habría servido de píldora tranquilizadora a quienes han pedido investigar a profundidad.

Cinco días después de que agentes policiales escribieran el prólogo de la Semana Mayor, aún el auto invisible ni los delincuentes asoman en el muñeco que de inmediato empezó a fabricar el cuerpo uniformado.

El director del cuerpo policial fue categórico al señalar que “el tiempo de la impunidad ha pasado en la institución “¿trasladando a oficiales manchados, y  el uniforme a la lavandería?

La ciudadanía vería con un cierto agrado que se recuerde la jugada que esa policía realizó en la Junta Central Electoral (JCE) para impedir que el actual mandatario llegara, de ahí que ni la autoridad suprema ni el ministro de Interior Jesús -Chú- Vásquez deben caer en las redes de su relativa candidez, al momento de poner el dedo en la llaga.

 

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Tú lo tomas o lo dejas

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA     Hola amigos, ¿qué tal? “Arrepiéntanse ...