Home / ACTUALIDAD - 2 / A Rubirosa Fermín lo vendió un calié infiltrado en la izquierda

A Rubirosa Fermín lo vendió un calié infiltrado en la izquierda

Por Augusto Álvarez

Escribir apoyándose en versiones suministradas por izquierdistas que enfrentaron a Guillermo Rubirosa Fermín, por razones metodológicas carentes de lógicas ante los crímenes y cacería de revolucionarios, carece de sentido común.

Existen diferentes mecanismos para falsear realidades, incluso hasta el desconocimiento del contenido de una época concreta, conduce a escribir estupideces.

Qué importa si Rosa Cordero protegió a Rubirosa Fermín o si fue amante o no de él.

Esto se comentaba, al tiempo que se silencia que Hilda Valdez, que tuvo dos hijos con Rubirosa Fermín y, mientras éste era perseguido, ella se involucró en un tórrido romance con el coronel Caonabo Reynoso Rosario, quien dirigía la cacería de contrarios al régimen, siendo el jefe del SS (Servicio Secreto) de la Policía Nacional.

Mentir es un arte para ciertos comunicadores que carecen de la formación académica o que una vez graduados, ya se sienten realizados.

Se ha dicho que con la muerte de Caonabo Jorge (Juanito), quien era el jefe de Voz Proletaria, un movimiento político que se desprendió del MPD, se decretó la sentencia de muerte de Rubirosa Fermín, que se ejecutó un 26 de marzo (Domingo de Resurrección), en la populosa barriada de Filipinas, en San Pedro de Macorís.

Recordamos que Rubirosa Fermín fue acusado por organismos de seguridad de haber dado muerte a “Juanito , cuando éste fue señalado como un agente de la CIA, infiltrado en la izquierda dominicana que, en ese momento, era un sector sumamente poderoso.

Leyendas e historietas caminan varios trechos, y el periodista se pierde en las sinuosidades, aunque “obstáculos” hacen que mienta.
Se llegó a decir, que Fabiola, la propia compañera sentimental de “Juanito”, fue quien descubrió la doble personalidad de ese falso izquierdista y lo entregó a sus compañeros de Voz Proletaria.

Rubirosa Fermín únicamente vio a Hilda Valdez a una mujer formada en China, y de poder ver el futuro, habría observado a la amante del jefe del Servicio Secreto de la Policía, esperando que el hombre de San José de Ocoa (Manfredo Casado Villar) cayera en Azua.

Las complejidades de la vida revelan hasta las enfermedades que conducen al final de la existencia, de ahí la entrada en escena de Fabiola e Hilda.

Ignoramos si en algún momento Rubirosa Fermín disfrutó de un militante para su seguridad, con la suficiente autoridad para prohibirle se expusiera en lugares, donde expusiera en riesgo su vida, aunque carecía de una persona con autoridad, que fuese capaz de advertirle, con cuáles individuos no debía juntarse ni confiar.

Por eso se comenta que Rubirosa Fermín cometió el error de llevar a su refugio de San Pedro de Macorís, aun infiltrado en la izquierda, y en menos de 24 horas, tarde, cayó abatido por las fuerzas represivas del gobierno de Joaquín Balaguer.

Y como recordar es vivir, se dice que quienes vendieron a Rubisora Fermín, incluyendo el último en visitarlo, haciéndose pasar como su amigo (Rafael -Romana-Morales Mercedes), después de que éste cayera, todos se fueron a residir a Estados Unidos. ¿Por qué?

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Helicóptero ruso sobrevuela base militar de EU en Siria

SIRIA Un helicóptero de ataque ruso Ka-52 sobrevoló parte del territorio de ...