Home / ACTUALIDAD - 2 / La PN ejecutó a los pastores, ¿y ahora pretende ser juez y parte?

La PN ejecutó a los pastores, ¿y ahora pretende ser juez y parte?

Por Augusto Álvarez

La ejecución de dos pastores a manos de agentes de la Policía Nacional, en Villa Altagracia, obliga a preguntarse. ¿En quién confiar?

Dos seres humanos, con una conducta ejemplar, recién casados y toda una vida por delante, liquidados, supuestamente ¿confundidos con delincuentes? ¿Y dónde está el cambio?

Pero, además, ante los hechos sucedidos, tenemos que preguntarnos, ¿existe en República Dominicana la pena de muerte?

Lo que ocurrió en Villa Altagracia es algo así como, disparar primero y preguntar después.

Esos seis policías, que ya fueron identificados, y les espera 30 años de cárcel, no actuaron por cuenta propia. Son los autores materiales, y en todos los crímenes, existen los intelectuales. ¿Quiénes son?

Esta pregunta tiene respuesta, pero es el Gobierno quien debe establecer quién dio la orden de disparar contra el vehículo, donde supuestamente iban los asaltantes de Bonao, si realmente ocurrió tal asalto.

Decimos si realmente ocurrió, porque ya la Policía debió dar un informe preliminar de ese caso (el asalto de Bonao), para que la ciudadanía, que realmente está indignada por el asesinato de la pareja de pastores, que eran esposos, recién casados, pueda creer la versión de la institución de que dispararon contra el vehículo por confusión.

Pero, este caso no debe ser investigado por la propia Policía, porque no puede ser juez y parte, o porque la averiguación podría tomar la misma vía, que las famosas investigaciones ordenadas por el ex director de esa institución, Ney Aldrin Bautista Almonte, que se convirtieron en un show de muy mal gusto. Nunca hubo consecuencia.
La investigación debe hacerla el Ministerio Público, ¡independiente!, sin el auxilio de la Policía Nacional.

Y si no hay autores independientes, ¿para qué investigación? El hecho está ahí, claro, conciso y preciso: Seis policías presos y cancelados, un coronel trasladado, pero, ¿de dónde salió la orden de persecución contra dicho vehículo y disparar de inmediato?

¿Actuaron los policías como en la época de Joaquín Balaguer, donde tenían luz propia? En tiempo moderno, esto es difícil, porque ahora los superiores, no permiten ser desplazados por subalternos.

Los agentes actuantes en la ejecución de la pareja de pastores Joel Díaz y Elisabeth Muñoz, sin dudas, tenían órdenes precisas de sembrar la muerte, otra explicación carece de lógica.

Escribiendo el prólogo del Plan de Seguridad Ciudadana, y con la Semana Mayor de los “católicos, apostólicos y dominicanos”, esos pastores serán recordados hasta por capellanes durante el Sermón de las 7 Palabras, el próximo domingo, recordados y con un ligero maquillaje a las autoridades responsables.

En todas las instituciones existe una cadena de mando, y algún eslabón de dicha cadena, autorizó matar a los ocupantes del vehículo. ¿Qué se confundió el blanco?, si la inteligencia pasó la información al comandante y este al equipo, que finalmente ejecutó la orden.

Recién casados, la pastora Elisabeth Muñoz y Joel Díaz, quizás por razones de creencias, no disfrutaron del amor como habrían pensado hacerlo, sin embargo, el crimen truncó su vida.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Helicóptero ruso sobrevuela base militar de EU en Siria

SIRIA Un helicóptero de ataque ruso Ka-52 sobrevoló parte del territorio de ...