Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

REFLEXIONES: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

 

Hola, amigos, ¿qué tal? En la pasión de nuestro Señor Jesucristo, nos narra san Marcos que, al llegar el mediodía, toda la región quedó en tinieblas hasta la media tarde. Y, a la media tarde, Jesús clamó con voz potente: “Eloí, Eloí, lamá sabaktaní.” Que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

Hoy el salmo 21 escrito cientos de años antes de Cristo, nos dice en algunas de sus estrofas:
“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Al verme, se burlan de mí, hacen visajes, menean la cabeza: Acudió al Señor, que lo ponga a salvo; que lo libre, si tanto lo quiere. Me taladran las manos y los pies, puedo contar mis huesos. Se reparten mi ropa, echan a suertes mi túnica. Pero tú, Señor, no te quedes lejos; fuerza mía, ven corriendo a ayudarme.”

Pasan los días, pasan los años, pasan los siglos y Dios no se muda, siempre está ahí, presente escuchando hoy, 2021 años después de Cristo, el mismo clamor: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” En esta ocasión pronunciado a gritos por la humanidad, por quienes cada año siguen crucificando al Hijo, con la maldad, con el pecado, con la indiferencia y con la falta de amor al prójimo.

tp://://infoclick.me

Ya es hora de que la confianza del ser humano sea total, como la de Jesús en la Cruz, ya es hora de que aprendamos a suplicarle a Dios que aparte de nosotros ese cáliz del dolor, de la soledad, de la enfermedad, de la muerte, “Padre, tú lo puedes todo, aparta de nosotros ese cáliz, pero no sea cómo yo quiero, sino como tú quieres”

Víctor Martínez te recuerda que, para liberarnos de la cruz, tenemos que nacer de nuevo, que resucitar junto a Cristo y permitir que Él me resucite de la muerte espiritual en la que he estado viviendo, debo renunciar al pecado y hacerme el propósito firme de ser mejor persona, solo así podremos disfrutar de la Pascua de Resurrección que viene a traernos nueva vida.

Vive esta semana santa alejado de las cosas mundanas y permítete crecer en el Espíritu, llenándote de amor y dando entrada a un Dios hecho

Hombre que ha venido a rescatarte y a salvarte.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Tú lo tomas o lo dejas

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA     Hola amigos, ¿qué tal? “Arrepiéntanse ...