Home / ACTUALIDAD - 2 / RD entre países blindó a Pfizer sobre posibles demandas por efectos adversos de vacuna

RD entre países blindó a Pfizer sobre posibles demandas por efectos adversos de vacuna

Revelan países cambiaron leyes para beneficiar a laboratorios

ARGENTINA

La compra masiva de vacunas contra el Covid-19 volvió a cubrir con un manto de opacidad a América latina. La presión de los laboratorios y la desesperación de los gobiernos por adquirir millones de dosis a contra reloj impulsaron cambios en la legislación de casi todos los países de la región.

Como ocurrió en la Argentina, la mayoría modificó sus leyes para darles indemnidad económica y confidencialidad a las farmacéuticas que producen la vacuna.

Al menos 13 países de América latina cambiaron sus leyes para comprar la vacuna contra la Covid-19, entre septiembre de 2020 y febrero de este año.

Una investigación de la Red Palta, que integra La Nación, en alianza con la Fundación Directorio Legislativo, detectó 23 nuevas normativas entre leyes, decretos y resoluciones que sumaron, desde distintos ángulos, opacidad a estas adquisiciones.

El combo se completa con exenciones impositivas y modificaciones en el sistema de contratación para evitar las licitaciones, todas medidas adoptadas por la Argentina.

Negociación evitar demandas

La Argentina, Brasil, Colombia y Perú, entre otros países de la región, quedaron expuestos, además, a las exigencias de indemnidad económica que impusieron los laboratorios.

Fueron ocho los países latinoamericanos que cambiaron sus leyes para hacerse cargo de posibles demandas que puedan enfrentar los fabricantes de las vacunas ante probables efectos adversos graves después de que se ejecuten los planes masivos de vacunación.

Argentina

El Congreso argentino aprobó en noviembre la ley de interés público para las vacunas contra COVID-19, una normativa que permitió el desembarco de las vacunas Sputnik V y Sinopharm, pero que fue cuestionada por el laboratorio Pfizer.

Los diputados argentinos detallaron que, en caso de “negligencia” de la empresa, el Estado no se haría cargo de posibles demandas contra la compañía, lo que desató el conflicto con la farmacéutica.

Perú

En Perú, por ejemplo, funcionarios del Gobierno revelaron que este laboratorio solicitó cláusulas que lo eximían de responsabilidad ante posibles efectos adversos del antígeno y demoras en la entrega de lotes.

El Gobierno tuvo que emitir un decreto que expresaba el compromiso de someterse al arbitraje internacional, pero como consecuencia se produjo una demora de varios meses y el contrato finalmente se firmó en febrero.


República Dominicana

Otros países, como Colombia, incluyeron en sus cambios normativos, otros de los requisitos que Pfizer impuso para vender su vacuna.

Colombia hizo explícita en la nueva normativa la posibilidad de contratar una “póliza de cobertura global para cubrir las posibles condenas que puedan presentarse”.

Algo similar ocurrió en México, República Dominicana y Panamá, donde se hizo referencia directamente a ese laboratorio en su normativa por su pedido de confidencialidad en la contratación.

Pfizer fue cuestionado en los últimos meses por distintos gobiernos de la región, que lo acusaron de exigir condiciones inaceptables para vender vacunas.

Para cubrirse ante posibles demandas, la farmacéutica llegó a pedir que los países respaldaran a la empresa poniendo como resguardo sus bienes soberanos, que son las reservas federales y los bienes militares, entre otros activos.

Pero no sólo Pfizer exigió condiciones a los gobiernos latinoamericanos. Con distintos matices, todos los laboratorios exigieron que se modifiquen leyes para darle indemnidad.

La investigadora

Felicitas Torrecilla, Coordinadora de Investigación de Fundación Directorio Legislativo, explicó: “Pudimos ver que 13 gobiernos tuvieron que hacer importantes concesiones para firmar contratos, concesiones que hoy limitan – cuando no impiden – el acceso público a información crítica sobre los términos acordados y los precios que se han pagado por las vacunas en cada país. Estas cuestiones son cruciales para entender no solo cómo se ha conducido el proceso para acceder a las vacunas, sino también los desafíos globales vinculados a la equidad sanitaria en un mundo desigual.”

Contratos y negociaciones bajo llave

Si algunos países no modificaron sus leyes para darle indemnidad a los laboratorios, casi todos sí cambiaron su normativa para ofrecerle confidencialidad del proceso de compra y, además, para asegurarse atajos en los sistemas de contratación pública. Fueron 16 los países que compraron vacunas de manera directa, es decir, sin procesos de licitación pública, según este relevamiento.

 

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Tú lo tomas o lo dejas

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA     Hola amigos, ¿qué tal? “Arrepiéntanse ...