Home / ACTUALIDAD - 2 / Jacobo Majluta, a 25 años de su partida    

Jacobo Majluta, a 25 años de su partida    

  PASANDO REVISTA  

Jacobo Majluta junto al periodista Rafael Polanco, su esposa Mercedes y sus hijos Román, Amaurys, Luis y Rafael, en Hato Mayor.

Por Rafael Polanco

Periodista y politólogo

Con pena y tristeza recordé este dos de marzo la partida del licenciado Jacobo Majluta Azar, fallecido en Miami, Florida, el 2 de marzo de 1996, a donde acudió para tratar de recuperar su deteriorada salud, víctima del consumo excesivo de cigarrillos.

Jacobo, como le llamaban todos, nació en Santo Domingo el 9 de octubre de 1934, del matrimonio integrado por doña Elena Azar y Jacobo Majluta padre.  Falleció a la edad de 62 años debido a un carcinoma pulmonar.

Fue un político y contador caracterizado por ser una persona afable, como decimos los dominicanos, amigo de los amigos. Casado con la señora Ana Elisa Villanueva y padre de Consuelo Elena Majluta Villanueva.

Luego de la caída de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, en 1961, se ligó al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), organización que le llevó a ser, primero secretario de Finanzas, en el gobierno encabezado por el profesor Juan Emilio Bosch y Gaviño. Antes había sido administrador de la Chocolatera Industrial, en Puerto Plata.

Más tarde, en 1978, ganó la vicepresidencia de la República, como compañero de fórmula del hacendado Silvestre Antonio Guzmán Fernández, para luego ocupar la presidencia, a partir del 4 de julio de 1982, tras el suicidio del presidente constitucional.

Fue también presidente del Senado a partir de 1982, período en el cual fue escogido como candidato presidencial del PRD, en una violenta convención realizada ese año y que culminó en medio de un tiroteo en un importante hotel de la capital.

En las elecciones presidenciales de mayo de 1986 fue derrotado por estrecho margen en unos comicios que todos afirman resultó ganador, pero no había interés en gente de su propio partido en que ocupara la presidencia y se prefirió allanar el camino al doctor Joaquín Balaguer Ricardo para retornar al poder, ciego y con notorias limitaciones para caminar.

Producto de las heridas abiertas en la accidentada convención de 1985y las acciones que se cometieron desde el poder para evitar su triunfo electoral en 1986, unido a serias divergencias internas con el doctor José Francisco Peña Gómez, finalmente en 1988 salió del partido blanco y optó por asumir el liderazgo del Partido Revolucionario Independiente (PRI) formado por profesionales partidarios de su proyecto político.

En 1990, fue candidato presidencial por el PRI y quedó en cuarta posición, mientras que, en 1994, año en el que fue coqueteado para llegar a un acuerdo político con el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y su candidato, el doctor Balaguer y también por el doctor Peña Gómez y su partido, PRD, decide ser candidato por el partido verde y blanco, y volvió a quedar en el cuarto lugar.

En esa ocasión reunió a la dirección de su partido, en la casa nacional ubicada en la avenida Bolívar y dio cuenta de las negociaciones que se habían desarrollado con miras a los comicios presidenciales, pero declaró que había decidido irse con Dios y con el pueblo.

Desmejorada su salud, decide viajar a Miami, en La Florida en busca de mejoría, pero antes de partir, anuncia su reconciliación con el doctor Peña Gómez e informa que apoyará sus aspiraciones presidenciales para las elecciones de 1996, que fueron ganadas por el doctor Leonel Fernández Reyna con el apoyo del doctor Balaguer y su partido, el PRSC que formaron el llamado Frente Patriótico.

En este 25 aniversario de su partida, mi familia y yo tenemos motivos para recordarle y agradecerle el afecto y el respeto personal y profesional que nos mostró, aunque para entonces mis hijos Román Alfredo, Mariano Amaurys, Luis Rafael y Rafael Amín eran niños, les recuerdan con cariño.

Conociendo su trayectoria y el trato humano que le caracterizaron, pienso que hoy son muchos los que también tienen que dar testimonio de ese don de gente que adornaron siempre al licenciado Jacobo Majluta Azar.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El clerén está noqueando al Covid-19

Existen tres fuentes de conocimientos, y son los libros, las personas y ...