Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: No, a la enfermedad

REFLEXIONES: No, a la enfermedad

Hola amigos, ¿qué tal? Nos vivimos quejando de la enfermedad, de los achaques. Es más, la gran mayoría de la gente tiene terror a enfermarse y más ahora con todos estos virus.

¿Cuál es entonces la fórmula mágica para no enfermarnos?

Lo he dicho varias veces, cierra puertas del pasado, no le des mente a lo que pasó, suelta y libera y vive tu presente, cada día como si fuera el primero de tu vida.

Evita odiar, guardar rencores, la falta de perdón al único que atormenta y envenena es a ti, si te equivocas pide perdón, libera esa culpa que no te deja vivir.

Tienes que pedir sabiduría divina y mucha fortaleza espiritual, para discernir y aprender a dejar todo lo que te sea tóxico, renunciar a personas tóxicas, irte a tiempo, renunciar a todo lo que te pueda dañar, amistades, ambientes, vicios, parejas, estilos de vida, lo que sea.

Nunca jamás te quedes callado, expresa tus emociones, tus sentimientos sin temor a lo que piense o diga el otro, reprimir tus emociones podría crearte niveles de estrés muy altos, generarte una descomposición celular y terminar con un cáncer.

Si no te sientes feliz con tu estilo de vida, con una persona, trabajo o situación tienes que evitar acostumbrarte a ese estado cayendo en una zona de confort que tarde o temprano te enfermará.

 

tp://://infoclick.me

Las personas llegan hasta donde tú se lo permites, tienes que aprender a poner límites, a decir alto, a no permitir que nadie te maltrate, te hiera, te abuse, eso es algo que depende exclusivamente de ti, no juegues a probar permitiendo lo que no debes, para luego querer culpar al otro.

Sé humilde cuando necesites ayuda, pídela, búscala, nadie se las sabe todas, no esperes, ni te quedes callado, luego podría ser muy tarde.

La relajación, la meditación y la oración profunda te acercan a la fuente de la salud, al núcleo principal de energías positivas, al centro del universo, desde donde Dios irradia sus bondades, practícalas todos los días.

Víctor Martínez te recuerda que la enfermedad es fruto del pecado, el Señor nos dijo en ÉXODO 15:“Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud.” Palabra de Dios.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Corte de Apelación deja tras las rejas al ex jefe de seguridad de Danilo Medina

SANTO DOMINGO, R.D. La Primera Sala de la Corte de Apelación del ...