Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Conviértete y cree en el Evangelio

REFLEXIONES: Conviértete y cree en el Evangelio


Hola amigos, ¿qué tal? Hablar de conversión es hablar de aceptar a Cristo como nuestro Dios y guía. La conversión es un proceso que nos lleva a dar un cambio a nuestro estilo de vida, a buscar un nuevo horizonte con metas concretas y centradas en el éxito y la felicidad.

La conversión debe ir acompañada del conocimiento de la Palabra de Dios, pues creer en el Evangelio y actuar conforme a sus enseñanzas, es indispensable para alcanzar la conversión.

Conviértete no es más que cambiar tu forma de pensar y por consiguiente de sentir y de ser, es pasar a ser mejor persona, más humilde, más sencilla, más sensible, más buena, más santa, más amorosa, caritativa e incondicional con el prójimo.

Nadie se convierte en una ceremonia de una noche, en un acto litúrgico de una Iglesia, porque alguien le imponga las manos y le ore, nadie se convierte por que un hermano le diga: “conviértete que Cristo viene”.

tp://://infoclick.me

La conversión lleva tiempo, conocimiento, preparación, mucha oración, reconocimiento de los pecados y arrepentimiento de corazón, convertirse es hacerse el propósito de cambiar para bien y nadie cambia con una varita mágica.

No es cierto que en un retiro te convertiste, ahí empieza tu proceso de conversión, si te descuidas volverás a tu vida de antes.

Víctor Martínez considera, que, Dios sí hace milagros, en un segundo, pero Él maneja el milagro de la conversión, con paciencia, sabiduría, amor y nos ama tanto que quiere que brillemos como el oro, y el oro para brillar necesita mucho fuego, por tanto, tenemos que purificarnos con las pruebas y santificarnos, para ser dignos de Dios y poder decir un día, que hemos logrado la conversión en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El clerén está noqueando al Covid-19

Existen tres fuentes de conocimientos, y son los libros, las personas y ...