Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Virgen santísima, protégeme siempre

REFLEXIONES: Virgen santísima, protégeme siempre

Hola amigos, ¿qué tal? “Virgen Santísima protégeme siempre” es esta una expresión que desde tiempos muy atrás he pronunciado en todos los momentos de mi vida, sobre todo en los más difíciles, sintiendo la presencia siempre de una Madre Espiritual, que acude a sus hijos cuando claman por ella.

El 21 de enero día de la Virgen en la advocación de la Altagracia, decidí visitar la emergencia de una clínica después de varios días con molestias en el vientre, dolores en el cuerpo y un molesto estado febril, y como ustedes supondrán muy temeroso en estas circunstancias.

Chequeos médicos, unos que una apendicitis que había que operar de inmediato, otros que el covid, análisis van y análisis vienen, sonografías, tomografías, radiografías y todo lo que conlleva grafías, mientras, te toman la presión y te hacen las mismas preguntas varias veces, los practicantes tienen que entrenar, todos con caras de fantasmas con esas mascarillas, pero tratando de animar al paciente, claro y con desesperanza al ver el cuadro.

tp://://infoclick.me

Víctor Martínez pequeñito como una hormiga, pues todo el malo es pendejo, ahí solo vale la humildad pues tú te sientes una porquería, temblores inmensos con grandes escalofríos, una mano amorosa me acaricia y es como si sintiera la presencia de mi madre, que en paz descanse, claro era mi hermana querida que no me dejaba solo, susto se habrá dado cuando clamé a mi madre, y de inmediato le dije: “tranquila, no te asuste que no la estoy viendo, solo la estoy recordando.”

Me suben a una habitación y los cirujanos amolando las cuchillas, no me quedaba de otra que esperar resultados, al fin y al cabo, el enfermo no se pertenece.

Quedo solo, en silencio y recuerdo ahora a mi Madre Espiritual la Virgen de la Altagracia, llamo a mi amiga Teresa para que ore por mí y pida la intercesión de ese gran hombre que mucho me quería y es asistente personal de la Virgen de la Altagracia, para que interceda por mí, pues mis queridos hermanos en todas partes hay que tener un amigo, que interceda por ti, hasta en el cielo.

Cierro los ojos, empiezo el Santo Rosario y antes de pedir por mí, me dormí pidiendo por algunos amigos que necesitaban oración, y como soy hombre de fe, tenía la seguridad de que ya lo mío estaba encaminado por allá, al despertar sólo exclamé: “Virgen Santísima protégeme siempre”.

Hoy estoy aquí, Covid negativo, apéndices en su sitio, falsa alarma, pequeño tratamiento por diverticulitis leve, regresé mas humano, más humilde, con mayor propósito de portarme mejor, más espiritual y con nuevos proyectos de vida, al sentir que tengo una nueva oportunidad.

Gracias Padre por escuchar las oraciones de mis intercesores, gracias Virgen Santísima por rogar por este pecador, por darme todo tu amor y cubrirme con tu manto santo, recuerda mis intenciones por los demás.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Corte de Apelación deja tras las rejas al ex jefe de seguridad de Danilo Medina

SANTO DOMINGO, R.D. La Primera Sala de la Corte de Apelación del ...