Home / ACTUALIDAD - 2 / Bolivia, sepultó la traición

Bolivia, sepultó la traición

Por Augusto Álvarez

El pueblo boliviano sacó de la presidencia a Jeannine Añez, una criatura política que nació entre gorilas, fruto de un parto realizado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y otras fuerzas del mal.

Con el regreso al poder del Movimiento al Socialismo y el electo presidente, el economista Luis Arce, la saliente e interna presidenta ilegal, no solo se retira de la actividad política, sino, además, que ya tiene un lugar privilegiado en la necrópolis.

La transformación multilateral de la sociedad boliviana, y en especial, la abolición del analfabestimo, fue posible, gracias al derrocado presidente Evo Morales, y quien fuera su estratega en el plano económico, y ahora jefe de Estado, Luis Arce.

Los pueblos pueden tardar, pero no olvidan, y menos el saqueo de sus riquezas, la corrupción, vístase como se vista, así debe observarse a la aplastada por el voto del pueblo contra Jeannine Añez y su cuadrilla de gorilas.

La saliente y golpista presidenta Añez, nació en los cuarteles y amamantada por Luis Almagro y su ministerio de colonia, y al tratarse de un parto prematuro, así mismo terminó, y todo el mundo sabe que cuando la partera es mala ¿a quién culpa?

 

 

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Aplazan conocimiento de medida de coerción a imputados por corrupción

SANTO DOMINGO, R.D. El juez presidente del Juzgado de Atención Permanente del ...