Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Si no sabes por qué caes mal, revísate

REFLEXIONES: Si no sabes por qué caes mal, revísate


Hola, amigos, ¿qué tal? Vivir totalmente solo es imposible, te acompaña tu mascota, te rodean tus vecinos, están los compañeros del trabajo, los de la Iglesia, los del club o el bar, familiares que un día te visitan, o la doméstica que te limpia, pero de una u otra forma tendrás que tratar con gente que en un momento determinado te harán compañía.

Es por esto por lo que tenemos que tener en cuenta las mínimas normas de educación para tratar con la gente, sobre todo en el hogar.

ttp://://infoclick.me

Usted no puede levantarse encarado, de mal humor y pasarle por encima a la gente sin dar los buenos días, tiene que aprender a respetar las normas de cortesía sin importar su edad, es más si usted es menor, con mayor razón debe guardar respeto a los mayores.

Las palabras obscenas, fuertes, en tonos inapropiados no pueden ser utilizadas, aprenda a ser cortés, educado, medido.

Los arranques de ira, los deseos de agredir al otro física o verbalmente, las miradas atravesadas, no pueden existir, contrólese.

Sin importar que sea el servicio doméstico, en la casa u oficina, usted debe tratarle con respeto y buenos modales, es más mientras más humilde sea el otro, más cuidado tiene usted que tener en el trato.

Deje la prepotencia, la altanería, el creer que usted es el mejor, porque tenga dos cheles o belleza, sea sencillo, humilde, de trato afable con los demás.

La higiene es básica en la convivencia, si usted no está bien aseado, dejará mucho que decir, su oficina, habitación o área de uso personal debe estar siempre arreglada, organizada, limpia, ella refleja como anda su cabeza y como está usted emocionalmente.

Por último, cultive su espiritualidad para que irradie energías positivas, sea empático y atraiga a los demás; si usted vive sin Dios, sin oración, vacío, solo pensando en lo material, muchos se le alejarán por sentir las energías negativas que usted irradia.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Dios mío, ¿hasta cuándo?

Hola, amigos, ¿qué tal? Dios mío, ¿hasta cuándo?, me expresan muchas personas ...