Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: ¿Por qué Dios no me escucha?

REFLEXIONES: ¿Por qué Dios no me escucha?


Hola, amigos, ¿qué tal? ¡Qué extraño! Había escrito un mensaje titulado: “¿Por qué Dios no me escucha?”, cuándo lo fui a enviar para editarlo se me perdió y apareció en el escrito estas citas con el título Proverbios. ¿De dónde Salió?, ni idea. Obediente al Espíritu Santo ahí va:

“Para que con ellos adquieran sabiduría y educación, y entiendan las palabras que abren la inteligencia, para darles lecciones de buen juicio y así lleguen a ser justos, honrados y leales. 4.La gente sencilla aprenderá a juzgar bien, los jóvenes se instruirán, su espíritu se abrirá.”

ttp://://infoclick.me

“Que tu oído se abra a la sabiduría, que tu corazón se doblegue a la verdad, apela a la inteligencia y déjate guiar por la razón;”

“No niegues un favor al que te lo pide, si tienes como hacerlo. Si puedes hacerlo inmediatamente, no digas a tu prójimo: “Ándate, vuelve mañana y te lo daré”.”

“Primero que nada, vigila tu corazón, porque en él está la fuente de la vida. Rechaza cualquier lenguaje perverso, abstente de cualquier mentira. Que tus ojos miren de frente, que tu mirada sea franca. Tantea primero el suelo bajo tus pies, para que tu andar sea seguro. No te vuelvas a derecha ni a izquierda, sino que aléjate del mal.”

“Has de saber que EL Señor observa el comportamiento de los hombres y vigila todos sus pasos. El que hace el mal quedará atrapado en el mal que hizo, se verá atado por sus propios pecados. Morirá por falta de disciplina, se perderá cuando sus errores lleguen al colmo.”

“Hay seis cosas que detesta el Señor, y hasta siete que le causan horror: la mirada despreciativa, la lengua mentirosa, las manos que derraman sangre inocente, el corazón que medita intenciones culpables, los pies que corren impacientes a hacer el mal, el testigo falso que habla para mentir, y el hombre que provoca la discordia entre hermanos.”

Créanme, Víctor Martinez no tiene la mínima idea de dónde salieron estos escritos, ni por qué, los meditaré en mi corazón. Sé que en los planes de Dios estaba que alguien los escuchara hoy. Bendito y alabado seas.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Entre abrazos, caricias y sonrisas

Hola, amigos, ¿qué tal? Siempre se ha dicho, se ha investigado y ...