Home / ACTUALIDAD - 2 / REFLEXIONES: Un grito desesperado

REFLEXIONES: Un grito desesperado

Hola, amigos, ¿qué tal? Me cuenta mi hija Laura que pasadas las 7 p.m. con todo y toque de queda, un pobre hombre desesperado con un hijo minusválido, arrastrado, no en sillas de ruedas, se paró en medio de la calle, entre todas esas torres de la calle Paseo Dolmen de Piantini y vociferaba desesperado.

“Ayúdenme por favor, tenemos hambre, hagan algo por nosotros, se lo suplico”, entre otras muchas cosas más; lógicamente que los vecinos de las diferentes torres al pararse en los balcones y ver el espectáculo colaboraron con aquel señor, entre todos.

http://://infoclick.me

Me comentaba mi hija, “para una persona pararse a esa hora y hacer eso tenía que estar muy desesperada, papi me desgarró el alma, tienes que moverte con la fundación vidas en desarrollo para ayudar a más gente”.
Una de las cosas que más me impresionó fue el testimonio de mi hija, cuando entre tantos edificios, este

Señor le daba las gracias a ella, levantando su mirada, bendiciéndola y penetrando en su interior, hasta tocar las fibras de su alma. “Sentí que Dios me habló”, me dijo Laura.

Víctor Martinez sufre mucho cada día por la cantidad de personas que acuden a mí, en busca de medicamentos, un plato de comida, una asistencia psicológica o espiritual, pero no puedo con todos. Gracias a un grupito de personas que tengo, que cada vez que acudo a ellos me aportan su granito de arena.

Agrego las tantas personas que me piden oraciones a diario, y es entonces cuando acudo a mi equipo de trabajo, allá en el Reino de los Cielos, pidiendo ayuda y bendiciones para todos.

A propósito, que Dios bendiga y proteja a cada uno de sus hogares en estos tiempos difíciles.

Hasta la próxima.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Fiscales de SPM, ¿otro resbalón?

Por Augusto Álvarez Semanas atrás, la comunicadora Dulce García Robles fue golpeada ...