Home / ACTUALIDAD - 2 / Mike Pompeo y la providencia especial

Mike Pompeo y la providencia especial

  Del Memorándum de Ostende  (1854) al Telefonazo a Danilo 

La presencia en el cambio de mando del importantísimo funcionario del Departamento de Estado, señor Mike Pompeo (pararrayos político del presidente Donald Trump), nos hace rememorar conversaciones frecuentes en la peña política y literaria de R. A. Font Bernard, en su hogar de libros y educación ciudadana, que como lo calificara metafóricamente el intelectual y poeta Enriquillo A. Sánchez, fue la mejor relojería dominicana en su prólogo de Crónicas Elementales, escrito por Tío Ramón.

Mike Pompeo

Con sabor a retama, el gobierno saliente y en medio de la puesta en retiro del Ministro de Defensa y el Jefe de la Policía (una maniobra censurable), se entregará la banda presidencial, símbolo inequívoco del traspaso de mando de gobierno y se celebrará en una ceremonia particular, y no privada, que tendrá efecto en la oficina pública del nuevo presidente de la Asamblea Nacional, el digno senador más sufragado  Ing. Eduardo Estrella Virella , de la hidalga ciudad de Santiago de los Caballeros , cuna de la Restauración de la República

El importantísimo señor Pompeo ha venido a testimoniar su fe en el proceso democrático y la celebración de las elecciones en nuestro país, en medio de la pandemia del coronavirus y el gran anatema de un estado de descomposición moral que nos abate junto a la tragicomedia de los expedientes de corrupción (artículo 146 de la Constitución).

La mayoría del pueblo dominicano, traspasando las fronteras partidarias, claman a gritos, que se audite la oportunidad de rendir cuenta, por parte de los funcionarios públicos y sus compinches privados, dentro de la ley y sin estridencias ni aspavientos carnavalescos.

Se enciende la esperanza de que con la presencia del señor Pompeo, habrá una colaboración americana, para dar a conocer los nichos y bancos, donde han guardado o depositados, los beneficios ilícitos, del enriquecimiento ilícito a expensas del Estado dominicano y que se encuentran tipificado en el vigente código penal de la República

Es decir, que la prevaricación, la coalición de funcionarios públicos para cometer crímenes, el abuso de autoridad contra los particulares, el soborno o coimas de  ministros, funcionarios administrativos, municipales, judiciales, de árbitros y de expertos que todo el mundo clama sean juzgados con pruebas verosímiles en los tribunales de la República.

Asimismo, la corrupción de los jueces y administradores que deciden en pro o en contra, incluso en los comités de licitación, ya sea por amistad o por odio, tipificado en el artículo 183, en nuestro vetusto y olvidado, Código Penal.

 Por eso, he señalado, que el ministro Pompeo constituye una providencia especial por aconsejar  que no se trastocara la Constitución e impidió la reelección de Danilo Medina, con la socorrida práctica de comprar escaños y voluntades en el Congreso “por un puñado de oro”.

El Memorándum de Ostende

Buenaventura Báez

En la ciudad de Ostende, del Reinado de Bélgica, entre los días 21 y 23 de Octubre del 1854, (en tiempos del presidente Buenaventura Báez), se elaboró un memorándum con la finalidad de comprarle a España, la isla de Cuba y sus adyacentes.

Enterado el presidente Báez, maniobró inmediatamente, para ofertarle la Bahía de Samaná a los Estados Unidos y pasar a ser nuestro territorio poseído por EEUU.

La transacción, dicen los historiadores y fuentes, se fijó en 100 millones de dólares.

Sin entrar en otros escenarios ajenos a nuestro país y por demás deplorables, este documento secreto de la época , fue publicado por el periódico Herald, provocando revuelo y el resurgir de la tesis del senador John Sullivan, en 1851, el Destino Manifiesto, de dirigir práctica e ideológicamente todos los pueblos circunvecinos y más allá, por parte de los Estados Unidos

La preocupación racista, detuvo la compra de nuestra isla, pues con anterioridad al año de 1854, los Estados Unidos habían adquirido mediante compra a Louisiana y anexado el territorio de Texas, tras la guerra del 1848 y la marcha hacia el Oeste, así como la expansión hacia el Océano Pacífico, con la adquisición de Hawai, en 1867.

William Cazneau

El general texano, -apunta Font Bernard- William Cazneau, tenía en sus manos la negociación de la bahía de Samaná. Sin embargo, el senador de Missouri, William Benton, preocupado por su política interna en su territorio, señaló: “Que la paz de once (11) estados de la Unión, no permite que se exhiba los frutos de la triunfante insurrección haitiana, por su posible influencia en el esclavista sur norteamericano”, lo que puso en suspenso al memorándum de Ostende.

El memorándum de Ostende, vuelve a tomar importancia en tiempos del presidente William Mc Kinsley hacia 1897, de elección Republicana, quien declaró la Guerra a España , en medio de la revolución de Martí y Máximo Gómez , consiguiendo el 9 abril del 1898, con el célebre “Mensaje a García”, que posteriormente, el 10 de diciembre del 1898, por míseros 20 millones de dólares, firmaron un tratado de Paz, en Paris – Francia , donde España entregó a los Estados Unidos, la Isla de Cuba y Puerto Rico, así como el archipiélago de las Filipinas y el Islote de Guam, en el Océano Pacífico

Se trata ahora, en manos de los republicanos estadounidenses, la impronta del nacionalismo y el celo de sus fronteras, ante la pesadilla del crimen de tráfico de personas, aupado por los poderes fácticos, para obtener mano de obra barata, importando poco los valores patrios.

De igual forma entre nosotros los dominicanos, la lucha por mantener nuestras costumbres y nuestra idiosincrasia, honrando a nuestros antepasados, desde Andrés López Medrano y el Partido del Pueblo Dominicano, el líder Núñez de Cáceres de 1821 y la primera tragedia de la Nación en ciernes, el surgimiento de la Trinitaria en 1838 con el lema y consigna Dios, Patria y Libertad , junto al protagonista indiscutible del Prócer Francisco del Rosario Sánchez, dirigiendo las tropas junto Ramón Matías Mella y los hermanos Puello, regimientos claves de la revolución en el ideal del apóstol Juan Pablo Duarte, así  como las luchas irredentas de los gloriosos anduyeros de la Restauración empuñado en el sable libertario del General Gregorio Luperón, 1863-15.

Constituye una providencia especial

Nuestras fronteras son atacadas y vulneradas por porosos 54 pasos fronterizos, para todo tipo de contrabando y la corrupción de traer parturientas haitianas a nuestros hospitales de la capital y sojuzgarnos en nuestras narices, en la búsqueda de nuestro gentilicio e imponer el jus soli (nacionalidad por el hecho del nacimiento en nuestro territorio).

La presencia del señor Pompeo, limita el accionar haitiano de penetración masiva y los ha invitado públicamente, a celebrar sus elecciones allá, en la parte Oeste, con regias potestate, ante un conglomerado humano (decía Juan Bosch) invadido e intervenido por la (ONU-Minustag) Naciones Unidas, por más de 15 años y con el despropósito del liderazgo demócrata estadounidense, de unir la isla y producir una Federación como se planificó  en el pasado, bajo la rectoría del obispo Agripino Núñez Collado (denuncia de Doña Consuelo Despradel), que ese el mismo de la comisión de Punta Catalina.

El señor Pompeo hará que fluyan las informaciones y se cumplan los requerimientos de las extradiciones pendientes y por realizarse, para esta parte de la isla, en donde habito, no se pierda la oportunidad de poner a cada cual en su lugar, bajo la sentencia del jusrisconsulto Ulpiano, “justicia es dar a cada cual, lo que le corresponde”.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Afirma Norcorea tiene métodos para repeler agresión

PYONGYANG.- Para el representante permanente de Corea del Norte ante la Organización ...