Home / ACTUALIDAD - 2 / ¡Adiós!  A un gigante traumatólogo

¡Adiós!  A un gigante traumatólogo

Por Augusto Álvarez

Un médico, un profesional al servicio de la traumatología y de su pueblo, se fue de entre nosotros.

Partió en el silencio que suele caracterizar a quienes han perdido el don de la palabra.

Pese a ser un médico con especialidad en ortopedia, si por alguna razón, tocaba su puerta, en busca de salud, él, Rafael Camasta te enviaba donde otro especialista, y le decía:” Míralo, y mándame la factura”.

En Camasta, el médico, se puede resumir el juramento hipocrático del profesional de la Medicina, pero no sólo eso, pues la actividad política hizo de él uno de los hombres que exponen el pellejo para demostrar sus verdades.

 [El doctor Camasta era nativo de La Romana y fue un destacado cirujano ortopedista. Fue profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo y autor de Compendio de Ortopedia y Traumatología y de Manual de Primeros Auxilios en Urgencias Médicas.]

¿Quiénes heredan al doctor Rafael Camasta? Los honestos profesionales de la salud, en primer lugar (la familia es cosa aparte), así como aquellos que con su accionar, predicaron la decencia en el infierno de las cárceles, durante los años de los gobiernos del doctor Joaquín Balaguer

El pasado 7 de julio, la muerte se llevó al doctor Rafael Camasta, un  incansable luchador, no solo en la difícil tarea de salvar vida, sino, además, como esforzado combatiente por la democracia, a quien los barrotes de las cárceles del doctor Joaquín Balaguer, no doblegaron.

Adiós, gran hermano, dos manos seguirán, una sostendrá el juramento hipocrático, y otra buscará la salida del túnel.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: Donde está el cielo

Hola, amigos, ¿qué tal? La palabra cielo se usa en la Biblia ...