Home / ACTUALIDAD - 2 / Denuncian ‘quiebra’ impide reanudar carreras de caballos

Denuncian ‘quiebra’ impide reanudar carreras de caballos

Todos los servicios están suspendidos en el HVC

Por Kelvin Alcántara

SANTO DOMINGO ESTE, R.D.

La crisis económica amenaza con desaparecer el deporte de la brida y el foete, en República Dominicana.

En el Hipódromo V Centenario, considerado uno de los más modernos del Caribe, está ocurriendo lo que nunca había ocurrido.

Ese campo hípico, donde los fanáticos juegan millones de pesos y obtienen jugosos dividendos, continúa con sus pertas cerradas.

Dueños, criadores, entrenadores, jinetes, banqueros y otros sectores involucrados en el espectáculo deportivo de las patas de los caballos, han solicitado al gobierno la reapertura del campo hípico, cerrado cuando el país fue decretado en estado de emergencia por causa del coronavirus.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes del Palacio Nacional, los ministerios de la Presidencia y de Deportes ya autorizaron su reapertura y el reinicio de sus actividades, ajustándose al protocolo del Ministerio de Salud Público.

[Relámpago Informativo.com trató de localizar a Manfred Codik, presidente de la Comisión Hípica Nacional, organismo que tiene a su cargo la responsabilidad de dirigir y administrar el hipismo dominicano, pero los esfuerzos fueron infructuosos.]

Pese a esa disposición, el Hipódromo V Centenario, donde el fanático se divierte y gana, no ha podido lanzar el grito: “Ya se abrieron las compuestas…”.

Fuentes bien enterada, procedentes del Hipódromo V Centenario, denunciaron que en ese campo hípico está ocurriendo lo que nunca había sucedido, está quebrado.

De acuerdo con las informaciones llegadas hasta la redacción de este digital, el V Centenario carece de los servicios necesarios para abrir sus compuertas y llevar las carreras de caballos a las diferentes ciudades del país, donde los fanáticos se aglomeran en bancas para disfrutar de las competencias a través de la TV y hacer sus jugadas.

La mayoría de los hipódromos están operando, algunos realizando sus carreras sin la presencia de fanáticos, tal y como lo han planeado los dueños de caballos en República Dominicana, para evitar contaminaciones con COVID-19.

“Mire, el Hipódromo está quebrado. La Administración y la Comisión Hípica deben todos los servicios y no hay dinero para pagar”, dijo un funcionario del campo hípico.

De acuerdo con las fuentes, la Comisión Hípica estaría haciendo diligencia para poner al día las deudas, entre ellos con la compañía telefónica.

“Fíjese”, dijo el funcionario, “aquí debemos teléfono, agua, luz, televisión y radio… esto está quebrado”.

Y agregó: “Ni siquiera se puede transmitir el simulcasting (transmisión simultánea de las carreras, para jugadas en las bancas, desde otros hipódromos a través de las fibras ópticas) porque todos los servicios están suspendidos”.

La queja de los dueños, que pierden millones de pesos por el cierre, de entrenadores, jinetes y otros sectores que viven de la hípica es constante y sonante en el Hipódromo V Centenario.

Mantener un caballo le cuesta al dueño más de 10 mil pesos mensuales.

Del hipismo viven, directamente, más de 5 mil personas, e indirectamente, más de 20 mil.

Es la primera vez que, de acuerdo a las informaciones, el Hipódromo V Centenario, cierra sus puertas por crisis económica.

La población caballar del HVC es de unos 400 ejemplares y los programas de carreras son celebrados dos veces por semana.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

REFLEXIONES: El Papa y su nueva Encíclica

Hola, amigos, ¿qué tal? Ha estremecido al mundo la nueva Encíclica del ...