Home / ACTUALIDAD - 2 / Encuestas engañosas: Manipulación y menoscabo para derrotar a Leonel

Encuestas engañosas: Manipulación y menoscabo para derrotar a Leonel

  • Favorecen a quienes pagan
  • Crean falsas expectativas para confundir a votantes

 

Las encuestas políticas son espejos momentáneos, medidos por los intereses particulares, que sirve de herramienta a los partidos políticos y a los grupos económicos, para saber cómo se encuentran los candidatos en el proceso electoral.

 Si partimos de la definición de encuesta, encontramos en el diccionario, que la encuesta es un acopio de datos obtenidos mediante consulta o interrogatorio, referentes a estados de opinión, costumbres, nivel económico o cualquier otro aspecto de la actividad humana.

Las encuestas tienen requisitos de forma y requisitos de fondo.

Entre los requisitos de forma, está lo que se denomina “muestra”, que eligen los encuestadores para determinar la fotografía o el espejo que, en ese momento, determinan las encuestas sobre los candidatos a puestos políticos

Para muchos encuestadores, las encuestas constituyen “un encomio”, es decir, una alabanza encarecida y para otros, las encuestas la utilizan con encono, es decir, con un animus necandi propio de la animadversión o rencor arraigado en el ánimo al hacer la encuesta y preparar la muestra en los cuestionarios o interrogatorio a los entrevistados (1,200), que suelen tomar para establecerse los pareceres en sus sondeos.

Por eso muchos dominicanos,  decimos a diestra y siniestra: “A mí nunca me han entrevistado y yo nunca he sido parte de la muestra de los encuestadores”.

 Muestra insignificante

La razón de esa explicación es muy razonable, pues si somos más de 7 millones de personas inscritas en el padrón electoral, resulta muy exigua la muestra, que trata de traducir el criterio de preferencia de los votantes.

En los requisitos de forma, también influyen las preguntas y la forma en que se instrumentalizan las preguntas a los entrevistados, lo cual, para nosotros los abogados de litigios y de estrados, nos lleva a “la palabra objeción”, con lo cual detectamos las preguntas que son sugerencias al entrevistado o interrogado

 

Preguntas capciosas

También ocurre que las preguntas pueden ser capciosas, impertinentes y repetitivas, así como aquellas preguntas que tienden a confundir por ser preguntas compuestas. Como por ejemplo, si usted es de un partido, y a su vez se plantea otra pregunta negativa, habiendo afirmado su filiación política.

Trucos

Hay otros trucos en las muestras de las encuestas políticas, que se ven mucho en la televisión, en los periodistas comprometidos con los partidos políticos a quienes responden y son “las preguntas argumentativa” y las denominadas preguntas ambiguas, que no son claras, ni precisas y que están sujetas a la interpretación del propio encuestador.

Juicios de valores

 En las encuestas políticas también hay una gran parte de las preguntas o interrogantes donde se emiten conclusiones valorativas o juicios de valor sobre la gestión pública del gobierno de turno y sobre la gestión de los partidos políticos que concurren a las elecciones.

Y por eso que la muestra, en las encuestas, traducen muchas suposiciones, contrarios a los procesos judiciales, donde las suposiciones de los testigos no tienen cabida en el sistema de producción de pruebas y mucho menos en el sistema acusatorio.

Y es por eso que las muestras en las encuestas deben estar poseídas de neutralidad en sus interrogatorios, para obtener una verdadera respuesta, contrario a las preguntas predispuestas o preguntas insinuadas en favor y provecho de quien paga las encuestas políticas.

 

Lenguaje sencillo

En lenguaje sencillo y sin definiciones onomatopéyicas, podríamos decir, que la encuesta de los partidos políticos, son mediciones que le sirven para trabajar en las 31 provincias y el Distrito Nacional, midiendo el alcance y la penetración de la popularidad del candidato, constatando el impacto de los slogans y mensajes, así como verificando la inclinación de los encuestados.

 Y decimos esto, porque estas elecciones tienen como objeto elegir a un Presidente y Vicepresidente de la República, 32 senadores, 190 diputados, incluyendo los representantes en el exterior, y en donde participan 1,800 candidatos, con una población votante de 7,529,932 personas ( 6,934,053 en territorio local y 595,879 en territorio exterior).

Confabulación y menoscabo

 Desde un principio, la población ha percibido, que un grupo de encuestadores ha tratado de manipular la opinión pública en contra del tres veces presidente Leonel Fernández.

Los seguidores del presidente Leonel Fernández, que lo hemos acompañado, mañana, tarde y noche, en la ciudad y en los campos, en los pequeños municipios y distritos municipales, hemos visto y observado, la gran multitud de hombres y mujeres, jóvenes y personas adultas, que se incorporan diariamente a la Fuerza del Pueblo y los partidos de coalición, que como dijera en el pasado el profesor Juan Bosch, imponen el eslogan, vergüenza contra dinero.

 Definitivamente, Leonel es un camino seguro, no es cuestión de invento. ¡Leonel presidente!

 

Voluntad Popular

 El 5 de julio, en cada uno de los colegios electorales, se expresará la voluntad popular, coptada por la estrategia mediática de grupos hegemónicos, que le robaron las elecciones internas al presidente Leonel Fernández, en las primarias del PLD, que provocaron la ruptura a lo interno del PLD y que “despertaron un leviatán” en el liderazgo y incuestionable y de mayor disciplina y capacidad intelectual con que cuenta la Nación Dominicana, en la persona del maestro de la política, el presidente Leonel Fernández.

Leonel es una necesidad imperiosa

 La crisis mundial por la cual atraviesa la humanidad, por el coronavirus, convoca a seguir militantemente al presidente Leonel Fernández, quien ha demostrado en todas las entrevistas y paneles de opinión pública su sólida formación para dirigir los destinos de la Patria dominicana, con propuestas creíbles y llenas de esperanzas para la reactivación de la salud, la economía y el desempleo, ante el surgimiento de nuevos paradigmas científicos, tecnológicos y estratégicos de geopolítica mundial, que hacen recordar las previsiones del presidente Franklin Delano Roosevelt, junto al ministro de Hacienda, Alexander Hamilton, quienes construyeron la respuesta más diáfana, para salvar las vidas y las economías sepultada por la Segunda Guerra Mundial y que Preston Wood fundaron el FMI, BID y BM, como organismos multilaterales de financiamientos públicos y privados.

Los precedentes abalan a Leonel, quien ha resuelto todas las crisis que se les han presentado en su ejercicio presidencial, 2004 (crisis bancarias), 2008 (crisis mundial de los derivados financieros en Wall Stree) y 2010 (terremoto en Haití).

 Hoy en el mundo, la pandemia de COVID-19 ha alcanzado a más de 10 millones de infectados y en EE.UU.,  ha impactado a más 120 mil fallecidos y unos  2 millones 400 mil infectados.

Derrotemos la estrategia mediática de los grupos fácticos, que pretenden manipular la opinión pública en este tramo final de la campaña político electoral.

Concurramos a nuestra mesa electoral, ejerciendo  el voto en favor del presidente Leonel Fernández, en esta gran alianza o coalición, con un pueblo erguido, consciente y determinado a defender los designios históricos ante un vecino Haití, ocupado militarmente por las Naciones Unidas, durante más de 15 años, lo cual constituye un peligro para la defensa de “nuestro espacio vital”, como nos enseñó el gran historiador y político, doctor Manuel Arturo Peña Batlle.

 Votemos el 5 de julio por el presidente Leonel Fernández y derrotemos la manipulación y el miedo, las vacilaciones y el contubernio, la intriga y la vesania, la confabulación y la mediocridad.

 

Protocolo de salubridad

Vayamos jubilosos a nuestra mesa electoral, observemos las medidas sanitarias, de llevar mascarilla y mantener el distanciamiento físico de 2 metros, para derrotar la barbarie y el simulacro, haciendo triunfar el camino seguro, con la maestría que ofrece el liderazgo del presidente Leonel Fernández.

No es tiempo de inventar y mucho menos del bravucón o bufón titiritero ante esta crisis gravísima mundial y local.

 Un plan de gobierno que ejecute una ruta crítica creíble de: Planes, proyectos, programas y actividades que conserven y promuevan el desarrollo social y democrático en libertad, con equidad e inclusión, es el reto político del momento actual, que una vez más puesto en manos de la ilustrísima Trinidad de Dios, Patria y Libertad, bajo el liderazgo del presidente Leonel Fernández.

 

Apoyemos las elecciones del 5 de julio, votemos por la rehabilitación de la República, con más puentes, carreteras, tren de alta velocidad,  que entrelacen nuestros puertos marítimos, escuelas politécnicas de alta tecnología de punta, carreteras y elevados que faciliten el tránsito vehicular, centros de salud provinciales y compensaciones sociales para los más vulnerables, centrando las políticas públicas en la juventud, que son un millón, y más de 600 mil ni estudian ni trabajan, producto de la deserción escolar y la falta de oportunidad de un primer empleo a los que se capacitan.

Vamos a nuestra mesa electoral, defendamos nuestro voto, para evitar la asonada de la manigua y el concho primo, así como rechacemos el fraude electoral y los trastrueques de trapisondas en el conteo electoral.

Exijamos la responsabilidad en las mesas electorales y juntas municipales y provinciales. Marca una sola carita, por cada boleta electoral y así tú voto es correcto y válido en estas elecciones.

¡Leonel Presidente!

 

 

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Sigue el pánico por Covid-19; reportan otros 876 infectados y 24 muertos

SANTO DOMINGO, R.D. La pandemia de coronavirus sigue causando pánico en República ...