Home / ACTUALIDAD - 2 / La raíz del árbol rompió la casa

La raíz del árbol rompió la casa

Por Augusto Álvarez

Desde que se publicó que los cachorros fueron afectados por el COVID 19, la lógica nos condujo al hogar.

Sin temor, por no disponer de nada que nos ligue ni a las autoridades ni a la oposición, pusimos nuestra mira en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en especial, del despacho de Miguel Vargas, y la prioridad de fumigar su entorno, y verificar quienes accesaron a él.

Y llegamos más lejos al sugerir la utilización de un potente desinfectante se utilizara en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), centro de encuentro de los perredeistas con el canciller.

Primero regresó un hijo de una boda, donde se encontraba COVID-19. Posteriormente apareció el de la casa arrastrando la pandemia, atrapando al canciller Miguel Vargas.

VEA: https://relampagoinformativo.com/2020/03/23/el-entorno-del-canciller-podria-estar-contagiado-de-covid-19/

Y no hay más contagiados, gracias a Guido Gómez Mazara, que previo a la llegada de COVID-19 a República Dominicana, se adelantó e hizo una fumigación política en el PRD, sacando de allí a un pelotón de sus aliados.

Tras su salida, un grupo de sus adversarios ha sido víctima de las acciones criminales de COVID-19.

Entre esas víctimas del exterminador biológico figura  Rafael Vázquez (Fiquito).

Primero fue una pieza, el hijo de un alto funcionario, luego el hijo del mismo ministro, posteriormente la viuda del doctor José Francisco Peña Gómez, y finalmente el propio canciller y dueño del PRD, Miguel Vargas Maldonado.

Después de la salida de Guido Gómez del PRD, las cosas como que andan muy mal  en esos predios, pues primero se reduce su cuota municipal y ahora, COVID 19 luce haber dado el jaque mate.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

El transporte público está privatizado

Por  Augusto Álvarez Únicamente en el Gran Santo Domingo y Santiago, las ...