Home / ACTUALIDAD - 2 / Goyo el enviado de la decencia que acabó con la soberbia

Goyo el enviado de la decencia que acabó con la soberbia

Por Augusto Álvarez

Quisiéramos ser testigo de excepción del nacimiento de un político con olor a campechano, como luce ser, Gregorio Reyes, Goyo.

Como se estila decir en lenguaje popular, Goyo dio una pela de calzón quitao (no es igual calzón aquí que en México y Centroamérica) a la señora Sonia Mateo.

Campechano, un legislador que añora la lámpara humeadora, la parte trasera del bohío, techada de cana o yagua… ese sería el sagrado hogar de Goyo.

Ahora, y con el permiso de sus especiales seguidores, y gracias a Gregorio Reyes (Goyo), asistimos a los funerales de la Mamá grande, perdón, quisimos decir, de la senadora Sonia Mateo.

Durante el show mediático de la senadora, al presentarse a una mesa que no era la suya ¿a qué acudió? A desconocer la autoridad de un oficial que, en ese momento, era subalterno de la JCE, no del Ministerio.

Hoy, gracias a una casualidad, a un chepazo histórico, así como a la arrolladora popularidad de Goyo, la fusta y la arrogancia se pierden en el tiempo.

Si en algún momento el emergente futuro senador Goyo desea, pese a su posición, sentir la frescura de un hogar campestre, debe hacerlo y olvidar el protocolo.

¿Sabes Gregorio Reyes que existen naciones donde funcionarios y congresistas utilizan bicicletas para ir sus labores?

Si algún mareado por la corrupción intenta confundir a Goyo, entonces éste debería gritar, “asumo el ejemplo de Mojica, que llegó a la presidencia en un escarabajo, y luego de salir del poder, anda en él”.

Sobre Augusto Alvarez

Redactor informativo digital

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Afirma fue un invento del Palacio “reunión” Leonel-Abinader

Un dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), rechazó este miércoles ...