Home / ACTUALIDAD / Obispo de RD afirma advocaciones de María es símbolo de unidad mundial

Obispo de RD afirma advocaciones de María es símbolo de unidad mundial


Por Félix Grant

NUEVA YORK.- El obispo auxiliar de Santo Domingo, monseñor Ramón Benito Ángeles Fernández,  recordó que las advocaciones de María alrededor del mundo deben considerarse una expresión de unidad en la diversidad.

“Esto es una gran expresión de un pueblo que verdaderamente quiere la unidad, pero a la vez también quiere vivir en paz”, dijo el obispo auxiliar de Santo Domingo, monseñor Benito Ángeles. 
La diversidad también pudo constatarse en los asistentes a la eucaristía y en las múltiples peticiones de los fieles. 
“Es María en la Iglesia la máxima expresión de unidad en la diversidad”, dijo el obispo. 
En República Dominicana, el Día de la Virgen La Altagracia es el 21 de  enero, con emblemáticas procesiones y misa en la Basílica de Higüey.
Añadió que a Iglesia, siguiendo a María, está llamada a tener su misma actitud con los pobres y con todos los que sufren en la tierra, como los ancianos y la niñez desprotegida.
El religioso habló en su homilía por el Día de Nuestra Señora de La Altagracia, celebrada en la Catedral de San Patricio, en la Quinta avenida, en Manhattan, la tarde del pasado domingo 14.
La  Primera Dama de la República Dominicana, Cándida Montilla de Medina, en representación del gobierno, asistió a la misa en honor a la Virgen de La Altagracia, acompañada  del  cónsul  en Nueva York, Carlos Castillo, y la coordinadora técnica del Despacho de la Primera Dama, Martha Rodríguez de Báez.
También, participaron, líderes de la comunidad dominicana, entre ellos el senador Adriano Espaillat, la asambleísta Carmen de la Rosa y el ex asambleísta Guillermo Linares.
Para la comunión, el pan y el vino, fueron llevados por la Primera Dama y el cónsul Castillo, niños y niñas  con trajes típicos mostraron con orgullo su dominicanidad y llevaron ofrendas y flores para la Virgen.
Altagracianos desfilaron  con el cuadro de la Virgen de la Altagracia, las banderas dominicana y  de Estados Unidos, y los comités de unas 45 iglesias participantes de los condados de Manhattan, Queens, El Bronx y Yonkers.
Además de las manifestaciones de fe y veneración a la protectora espiritual de la República Dominicana por parte de los feligreses criollos, se vivieron emotivos momentos de orgullo por la dominicanidad, mostrando ejemplares de la Bandera Nacional.


Mes de la Herencia Dominicana
La celebración altagraciana también marca el inicio del Mes de la Herencia Dominicana. Es una de las más concurridas en la Catedral de San Patricio.
Este año, para venerar a la protectora espiritual del pueblo dominicano, asistieron feligreses de 45 iglesias, procedentes de los condados de Manhattan, El Bronx, Yonkers y Queens 

Antes de la eucaristía, el cardenal Timothy Dolan recibió a la Primera Dama en su residencia contigua a la Catedral, con quien habló por espacio de veinte minutos. 
Montilla de Medina estuvo acompañado del obispo auxiliar de Santo Domingo, monseñor Benito Ángeles; el embajador ante las Naciones Unidas, Francisco Cortorreal; el cónsul general Carlos Castillo y el embajador alterno, Marcos Montilla.
En el encuentro el Cardenal Dolan reiteró a la Primera Dama su cariño y admiración a la comunidad dominicana. 
Dijo que la Iglesia necesita de la fe, pasión y compromiso que trae consigo esta comunidad cuando emigra.
Recordó las tres visitas que ha hecho al país y resaltó su belleza humana y la de e sus paisajes. Espera, agregó, cumplir pronto su deseo de visitar la República Dominicana nuevamente e ir a la Basílica de Higüey.


Al finalizar el encuentro, Montilla de Medina dijo que el intercambio tuvo un gran valor espiritual. 
Señaló que este evidenció el aprecio y reconocimiento a la comunidad dominicana radicada allí, de parte del Cardenal.
Dolan expresó a Montilla de Medina que la misa a la Virgen de la Altagracia era una de las más hermosas. También una de las más concurridas celebradas en la Catedral de San Patricio.
Primera misa en San Patricio
José Crisóstomo, presidente del Comité Arquidiócesano Nuestra Señora de la Altagracia, dijo que la noche del pasado vienes 12 celebraron 45 años de la primera misa en la Catedral de San Patricio el 21 de enero del 1973 y  su fiesta anual de gala número 30  en los salones  de The Astoria World Manor.”
Esa noche el obispo auxiliar de Santo Domingo monseñor Ramón Benito Ángeles Fernández,  recibió en nombre del arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria Acosta. Él premio de la Altagracia, por su liderazgo y servicio apostólico en bien de la fe católica del desarrollo humano y social y  de la devoción de María de la Altagracia.
También fueron galardonados Maryluz Morel de la  iglesia Ángela Medici, Nancy Graciano iglesia Sagrado Corazón, Ana Ozuna, de la iglesia San Martin de Tour, Luisa Guerrero iglesia Santa Margarita María. El premio especial al “Mayor esfuerzo”, 
Los esposo Máximo y Marcia Correa, Coordinadores del Movimiento Matrimonial Católico de la Arquidiócesis de Nueva York, fueron galardonado por  su ardua labor en pro de la familia y los matrimonio del movimiento Católico .El reverendo Joseph Espaillat III párroco de la Iglesia San Antonio de Padua y directo del centro católico carismático fue  reconocido por su labor pastoral en pro de los jóvenes.
A  fiestas de gala altagraciana, asistieron las autoridades eclesiásticas, miembro de la cúpula empresarial, líderes de la comunidad y funcionario del Consulado dominicano.
Además, los fieles católicos de los grupos altagracianos de las diferentes parroquias, que están comprometidas con el fortalecimiento de la espiritualidad de comunión y participación.

Sobre direccion

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Siria descubre escondite de líder terrorista del Frente Al-Nusra

DAMASCO.- El Ejército de Siria descubrió un escondite del cabecilla del grupo ...