Home / ACTUALIDAD / MUJER Y LA EPIDEMIA VORAZ DEL CRIMEN

MUJER Y LA EPIDEMIA VORAZ DEL CRIMEN

Desde….todos estos años, se han desplegado
innumerables esfuerzos, que han resultado fútiles e ineficientes, ante el
crimen impiadoso y ruin con que se asesina a más de 173 mujeres en la República
Dominicana.

La cifra no oficial que proporciona el observatorio
de la Universidad INTEC, dirigido por la catedrática Lourdes Contreras,
contrasta con la cifra oficial que da la Procuraduría General y el Ministerio
de la Mujeres, cuya cifra es 87 por los últimos asesinatos ocurridos en el fin
de semana.
Es execrable y atroz aritmétizar esos asesinatos
con premeditación y acechanza, que trasciende en la frustración de hijos y
familiares y destruyen la familia por generaciones.
La solución!?
Todos andan con una lámpara de Diógenes (el griego)
buscando la solución de tan grave flagelo social y de la incompetencia
de la autoridad en una eficiente política pública de prevención y régimen de
consecuencia
 vía, la mal llamada justicia de anaqueles que tenemos y
para colmo un furgón de espacio justiciero, en el emblemático Santo Domingo
Este, donde vive la mayor población de la Nación Dominicana.
¡Recordando a Doña Fidelina, a la Dra. Martha Olga García
y la Dra. Licelot Marte de Barrios!
Trabajaba en salud pública en 1976, gratis los primeros 4 meses, junto a la Sub Secretaria
Doña Fidelina Thorman de Aguilar, con apenas 23 años y habiendo estudiado en el
Instituto Montevideo del Uruguay (ACJ) trabajo social, de la mano de los
mejores maestros latinoamericanos de la época (flor, diría un gaucho). Me
integré a los discursos y seminarios de la época con mucha precaución y temor,
ante de un régimen bellaco como el fatídico periodo de los 12 años de Balaguer,
que conocía y me advertían en mi casa y esencialmente mi madre, mi maestra por
excelencia, que me ayudo a sobrevivir y avanzar, desde dentro y proteger mis
amigos junto al impar y compresivo Don Polibio Díaz y mi tío Ramón Font
Bernard.
¿Por qué traigo todos estos relatos en este momento
de pesadumbre y de dolor, ante el fracaso de las políticas públicas en el
crimen de los feminicidios?
Porque estando como un simple visitador social
asignado a la Sub Secretaria Fidelina Thorman, le explique mi experiencia y mi
convicción de Estructurar un equipo multidisciplinario, para abordar la
problemática familiar y desde ese espacio político crear un Ministerio, con
presupuesto y mandato lineal grueso y unificado, que alcance a todos los
sectores y envuelva toda la Nación.
Me pidió que lo conversara con mis protectores y
fuera lo hice, la repuesta del Dr. Balaguer fue que yo era: “Justicialista” en
definitiva un “peronista”.
Me hicieron hacer un curso en el Secretario Técnico
de la Presidencia, con los auspicios de la UNICEF. Y allí volví a plantear el tema
que hoy nos abate con los crímenes en contra de la mujer, que vengo rechazando
desde los albores de mi adolescencia, cuando escuchaba a “Rodriguito” con “el
informador policiaco” y mi madre se espeluznaba de tan horrendos episodios novelados en la radio, “La Voz
Dominicana” 
La clave!

Se necesitan NUEVOS interlocutores VALIDOS en las
estructuras de políticas públicas que ejecuten un PLAN con líneas GRUESAS en
favor de la MUJER ATACADA en CUALQUIER forma, por un hombre.

Un Ministerio de Familia como propone el obispo
Masalles, que observe el fenómeno de forma global y de manera INTEGRAL con la
premisa: el interés superior de la FAMILIA.
Doña Fidelina me comprendió y me dijo esa vez que
estaba adelantado a la época y por eso junto a la presencia de la “Cruzada del
Amor” fue descartado (pues yo entendía debía suprimirse) y de paso, debo dejar
constancia, con el beneplácito de Doña Laita Balaguer que sí estuvo de acuerdo
conmigo y me protegió en esa iniciativa, resguardándome en su casa todas las
tardes, para quitarme el estereotipo de Comunista, por mis ideas y la herencia
familiar de Máximo López Molina, (fundador del MPD), un grave anatema de
vivencia.
Con esto vuelvo a insistir en el Ministerio de
Familia como Organismo del Estado para el diseño de políticas Públicas y de la
Procuraduría General para el régimen de consecuencia, sin tantas
parafernalias y estribillos baratos, en lugares equivocados y con
interlocutores, petulantes y desprovistos de criterios fundamentales para
detener el crimen, que no están para dar charlas y hacer cursillitos de frases
estereotipadas o estructuralista de moda.
La lucha y la solución no se resuelven con
seminarios y muchos menos con Expertos que han fracasado tanto en América
latina como en el Viejo Continente Europeo donde apesta el crimen de
feminicidio o la violencia de género.
Se precisa una solución Nacional estructurada con
castigos ejemplares en la justicia.
Se necesita un verdadero Trabajo Social, a través
del Ministerio de Familia.
Y como en el Uruguay se hizo una vez una encuesta
en los cerros  y cantegriles: “Se vive
como se puede”, hoy corresponde hacer otra encuesta en el mundo: “se mata por qué se quiere”?  [(Entre nosotros)]

Sobre direccion

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Siria descubre escondite de líder terrorista del Frente Al-Nusra

DAMASCO.- El Ejército de Siria descubrió un escondite del cabecilla del grupo ...